<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

La fundación El Camino a la Felicidad busca seguir implementando valores en 2018

La Fundación El Camino a la Felicidad continúa su lucha para impartir y hacer recordar los valores humanos a la sociedad venezolana, en los tiempos de crisis.

El personal de la fundación busca ayudar a las personas en Venezuela a evolucionar y colaborar en la transformación a una sociedad próspera mediante los 21 preceptos que son mostrados en su libro “El Camino a la Felicidad” escrito por L. Ronald Hubbard.
El libro tiene el propósito de elevar el estado de ánimo de los venezolanos para impactar de manera positiva en la sociedad. Este mensaje de esperanza busca recuperar la integridad, la honestidad y la confianza de las personas, entre sí mismos y con los demás.
Durante el 2017, los integrantes de la organización realizaron talleres y seminarios alrededor del país impulsados por la campaña «¡ACTIVATE! Por los Valores», con la que se intenta hacer ver a los venezolanos de una mejor manera las vicisitudes de la vida y para superarlas de mejor manera sin tinte político ni religioso.
 
De esta manera, la fundación se compromete en este 2018 a «hacer mucho mejor el trabajo que se viene desempeñando desde hace ya más de 15 años» arrancando con proyectos que buscan sensibilizar y estar más cerca de la sociedad venezolana.
Entre los objetivos también está lograr un mayor impacto con las labores de la organización para quienes de alguna u otra manera necesiten una guía o asesoramiento en cuanto a valores y actitudes se trata.]]>

"Los refugios para los venezolanos que retornan son como un campo nazi"

El migrante Carlos Pérez decidió regresar a Venezuela. Admite haber vivido cosas duras pero nada como lo que está sufriendo en el refugio tachirense donde debe pasar la cuarentena. "La comida es como para animales. No hay camas, solo colchonetas sucias en el piso. El baño se puede usar 3 minutos al día", describe. Ya cumplió el tiempo de confinamiento pero no lo dejan salir porque no hay pruebas PCR para el despistaje de coronavirus