La guerrilla vino a Venezuela para quedarse, no está de paso

La directora de la ONG Control Ciudadano, Rocío San Miguel, especialista en temas militares, considera que no hay éxitos qué celebrar por parte de la FANB en esa operación en Apure que fue planificada el 21 de marzo y que no ha concluido. Lo que priva es el alto nivel de desinformación sobre los hechos y de lo que está ocurriendo.

La guerrilla vino a Venezuela para quedarse, no está de paso

Nicolás Maduro intenta ofrecer al mundo una imagen de amplitud e institucionalidad, proponiendo nuevas negociaciones, convocando a elecciones regionales y aparentando una cierta apertura al diálogo con la oposición, empresarios y gremios profesionales. El régimen quiere enviar señales de normalidad, mientras zonas completas del país están sumidas en la violencia generada por la guerrilla colombiana y por otros grupos armados que toman territorio, controlan el tráfico ilegal e imponen sus reglas en varias comunidades.

Por su parte, autoridades militares y policiales pierden capacidad para garantizar la seguridad ciudadana.

Veinte militares fallecidos, siete desaparecidos y ocho calificados como “prisioneros de guerra” es el dramático balance hasta ahora para la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) desde que comenzaron los enfrentamientos en Apure, el pasado 21 de marzo.

Con su operación llamada «Escudo Bolivariano», los militares venezolanos enfrentan el desafío de las FARC, a través del jefe guerrillero colombiano Gentil Duarte, del XX Frente que controla una amplia zona del Alto Apure.

El 13 de mayo se conoció que en el conflicto entra en acción un tercer actor, el sector de las FARC “Nueva Marquetalia” que lidera Iván Márquez. Este otro jefe es un aliado de la llamada revolución bolivariana y se enfrentó al XX Frente en una zona de Bruzual, al norte del estado Apure, según informó la ONG FundaRedes.

Muertes de soldados en batalla

Aunque los violentos episodios han ocurrido en el escenario de distantes tierras fronterizas, las acciones y la evasiva respuesta oficial sobre la fallida operación militar han tenido un profundo impacto en el resto del país y a lo interno del sector militar. Según expertos, lo ocurrido pone de manifiesto el precario control del Estado venezolano sobre vastos territorios. Además se evidencia la crisis institucional extendida, que ha permitido ese avance de organizaciones delictivas armadas.

Las muertes de uniformados a manos de organizaciones armadas no solo están ocurriendo en Apure. Diariamente las ONG y medios digitales independientes reportan ataques guerrilleros en diversas regiones, con fusiles y armas de guerra. También hay ataques de bandas armadas y paramilitares. Además de civiles, en estas incursiones mueren efectivos militares o policiales cuando las fuerzas oficiales reciben órdenes de actuar contra alguna de las organizaciones armadas que tienen años de presencia en Venezuela.

No fue la primera acción

Esta operación en el Alto Apure no fue la primera contra este sector disidente del XX Frente de las FARC. El 19 de septiembre de 2020 ocurrió en El Nula, estado Apure uno de los enfrentamientos más cruentos que puso en evidencia el combate a este sector de las FARC. El enfrentamiento dejó 19 muertos, cuatro de ellos de efectivos de la FANB.

Los primeros reportes oficiales emanados de la Región de Defensa Integral (REDI) Apure señalaban que “se realizó una operación militar en la parroquia Urdaneta, municipio Páez, del estado Apure, al mando del general de división Armando Vera Cumare, con la participación del Grupo de Acciones Especiales de Comando” (…) con la finalidad de dar captura a alias “Ferley González”, jefe de finanzas del Frente 10 de las FARC.

Esto indica que para esa fecha este comando Guardia Nacional ya estaba tras Ferley González, el mismo jefe guerrillero que protagonizaría los enfrentamientos a partir del 21 de marzo en La Victoria, estado Apure.

Buscaban al jefe del XX Frente

Es de destacar que la acción planificada en La Victoria, estado Apure, el 21 de marzo, también se proponía capturar o eliminar al grupo comandado por Ferley González.

La versión del ZODI Apure indicaba: “Situación irregular: El día MAR21 se recibió un reporte operativo especial por parte del GB Rafael Suárez Rodríguez, comandante de la 34 Brigada de Comunicaciones Estratégicas, informando que el teniente Trejo, comandante del 343 Batallón de Comunicaciones, vía Radio Tetra, informó que la Base de Protección Fronteriza “La Victoria” , ubicada en La Victoria, estado Apure, en los actuales momentos está siendo hostigada por fuego de morteros y ametralladoras”.

Este parte militar evidenciaba que el grupo guerrillero, muy bien armado, estaba alertado de la acción que se haría contra sus campamentos y atacó antes el Puesto de Protección Fronteriza.

¿Un soplón oportuno?

Días antes de producirse el enfrentamiento, el movimiento militar no pasó desapercibido por la población. Otras fuentes de la región indicaron que los jefes de la guerrilla del XX Frente recibieron el alerta de que se planeaba una operación en contra de sus campamentos; por lo que los jefes del grupo comenzaron a abandonar sus posiciones  y en la huida se produjeron emboscadas y el ataque guerrillero al Puesto de Protección Fronteriza.

Medios colombianos de la región del Arauca señalaron que Fabián Guevara Carrascal alias “Ferley González” es el jefe financiero de la guerrilla disidente de las FARC del XX Frente que opera entre el estado Apure venezolano y el Departamento de Arauca colombiano. El jefe guerrillero habría logrado salir con vida y se encontraría resguardado en algún lugar de la selva del lado de Colombia.

Cabe preguntarse cómo se enteró la guerrilla de que se avecinaba un ataque contra sus campamentos y cómo se filtró una información de alta seguridad. Lo cierto es que logró salir de la zona de conflicto y respondió con ataques sucesivos que se mantienen hasta la fecha de hoy.

Nada qué celebrar dice San Miguel

Rocío San Miguel, cuya ONG Control Ciudadano se ocupa de la observación y estudio de asuntos militares de Venezuela, observa que existe un alto nivel de desinformación sobre lo que está ocurriendo en la frontera de Apure.

“Por lo que no podemos apresurarnos a sacar conclusiones muy rápidamente. Es necesario construir el análisis a partir de lo poco que sabemos; pero lo que sí sabemos es que no hay éxitos qué celebrar por parte de la Fuerza Armada Nacional en una operación que se inició de manera planificada el 21 de marzo y que no ha concluido. Esta ha significado bajas propias de la FANB, bajas de los adversarios y detenidos de la guerrilla, prisioneros de la Fuerza Armada Venezolana, más heridos en combate, de lo cual no hay cifras oficiales, todo lo cual hace muy complicado comprender el alcance de lo que está ocurriendo”, dice en entrevista.

La FANB omite información

La pregunta que hay que hacerse, reflexiona San Miguel, es por qué la FANB ha omitido la información sobre lo que ocurre en Apure.

“No me gustaría asegurar que los soldados venezolanos están mal equipados o que no están calificados para la defensa de la soberanía nacional, porque eso sería un insulto a nuestros soldados y en especial a los que han fallecido sin la posibilidad de defenderse. Yo prefiero apuntar que hubo errores en la planificación de la operación por parte de los mandos superiores cuando ocurren estas muertes, estos secuestros o detenciones de efectivos de la FANB y cuando no se cumple el objetivo previsto que es triunfar frente a un adversario. Está claro que ha tenido fallas y creo que a la cadena de mando hay que exigirle respuesta por parte de los mandos superiores”.

Prisioneros de guerra

– Con el comunicado difundido por las FARC en donde informan que en su poder tienen ocho efectivos venezolanos detenidos se identifica el grupo armado como FARC EP en el conflicto, lo cual ha sido ocultado por el Gobierno, y califican a los detenidos como “prisioneros de guerra”. ¿Qué busca el grupo armado con esto?

-Ha sido confirmada esta comunicación de las FARC EP que llaman “prisioneros de guerra” a ocho militares venezolanos. Esto sin duda es una estrategia que persigue internacionalizar el conflicto por parte de las FARC. En los conflictos internos no existen los prisioneros de guerra con lo cual, llamarlos de esa manera y pedir la mediación de la Cruz Roja Internacional, lo que buscan es internacionalizar el conflicto. Hay muchos grupos armados en la zona. No hay claridad en manos de quién han caído los efectivos venezolanos porque están compartidas muchas partes del territorio, y ojalá pudiese realizarse una investigación detallada desde el punto de vista militar, de los Derechos Humanos y del Derecho Internacional Humanitario, que es necesario para entender y establecer una curva de aprendizaje de lo que está ocurriendo en la frontera.

Sin respuesta total

-Tampoco hay claridad sobre cómo los grupos armados están extendiéndose a amplios territorios de Venezuela y no se observa una respuesta contundente frente a estas organizaciones que toman territorios y manejan el tráfico de drogas, oro y coltán, entre otros delitos; así como las invasiones de fincas en zonas productivas. FundaRedes sostiene que hay presencia de grupos armados en 18 estados del país.

-Un cotejo de las informaciones publicadas en los medios nacionales de hechos noticiosos dan cuenta de la actuación de grupos armados contra la población civil en Venezuela en al menos todos los estados fronterizos del sur de Venezuela y algunos estados centrales como Guárico y Barinas. Me refiero a grupos, por su composición, provenientes de Colombia, guerrilleros o paramilitares. Sin embargo debemos acercarnos a una concepción de “guerrilla binacional” porque es claro que hay componentes de pie de fuerza en estos grupos estructurados, tanto de factores nacionales como de combatientes provenientes de Colombia.

Herencia de Hugo Chávez

-Usted se ha referido en algunas intervenciones que la FANB se ha enfocado más en la hipótesis de la amenaza interna, más que en la formación para el combate frente a otro ejército. ¿Esto afecta la preparación a la hora de enfrentar a grupos armados como la guerrilla colombiana?

-La doctrina impuesta a la FANB desde el ascenso de Hugo Chávez fue la doctrina de la “guerra popular prolongada”. Se partía de la hipótesis de una invasión extranjera y la necesidad de que la FANB pusiera en práctica “la guerra de todo el pueblo”. Eso se impartió en todas las escuelas de formación militar, básicamente a partir del año 2005 en adelante. Luego hay un involucramiento muy importante en la Fuerza Armada en actividades de seguridad ciudadana que, sin que ello pudiera considerarse como conflicto interno, significó la militarización de la seguridad ciudadana en Venezuela.

Brigadas de elite

-El comando que actuó en Apure era un grupo con buen entrenamiento y formación para ese tipo de combates contra la guerrilla.

-Actuaron allí las brigadas del Ejército y la Armada que tienen competencia operativa en la zona. Es decir, se han preparado y adoctrinado para el combate, supuestamente en el combate de los grupos armados desplegados históricamente en la zona. Cuando hablamos de la presencia de la guerrilla y los paramilitares en la zona tenemos que tener en cuenta hechos como la noche del 25 de febrero de 1995 con la masacre en el caño Cararabo, estado Apure, en el puesto fluvial de la Armada venezolana, frente al departamento de El Vichada, de Colombia, en donde ocho efectivos murieron a manos del Ejército de Liberación Nacional (ELN). Han existido allí en los últimos 40 años y con presencia en territorio nacional. Con el conflicto de Apure estamos descubriendo algo que ya sabíamos y es que la guerrilla no está de tránsito en el país sino que vino para quedarse, con capacidad de realizar operaciones sostenidas, con asentamientos y estructuras permanentes como ha quedado demostrado en el conflicto que ya va para dos meses en desarrollo sin que puedan exhibirse logros de parte de la FANB.

-Adicionalmente la FANB ha sido adoctrinada ideológicamente como fuerza socialista y antiimperialista y en relación con las FARC y el ELN el gobierno ha manifestado que no son terroristas sino fuerzas insurgentes. Primero Hugo Chávez y ahora Nicolás Maduro han expresado su apoyo a estos grupos, en particular al Frente que dirigen Iván Márquez y Jesús Santrich. En el caso de la guerrilla a unos se les combate y a otros se les permite permanecer en territorio venezolano.

-Cuando no se tiene claridad sobre el objetivo a cumplir sobre el enemigo se pueden generar errores en todos los métodos de combate; eso es lo que sucede. No hay reglas de enfrentamientos clara.

«El problema con esas reglas en la Fuerza Armada Nacional surgió con la llegada de Chávez al poder cuando se declaró neutral frente al conflicto armado existente en Colombia y les otorgó un estatus de combatientes al ELN y a las FARC. Pero también cuando, abiertamente en muchas ocasiones, declaró la afinidad ideológica del proyecto bolivariano con el de las guerrillas colombianas», añade San Miguel.