<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

La multiplicación de brotes en España alienta el temor a una vuelta a las restricciones

La aparición de nuevos brotes estaba prevista y anunciada, pese a lo cual se acelera la redacción de nuevos protocolos y planes de contingencia a la espera de que el Congreso de España apruebe este jueves el decreto de la “nueva normalidad”.

Los brotes se multiplican en España y en el mundo, donde sigue la inexorable propagación del virus con algunos países como Irán o Corea inmersos en lo que se ha catalogado como segunda ola. Aunque el martes la portavoz del Gobierno de España, María Jesús Montero, aseguró que la pandemia de coronavirus está controlada y sigue la evolución prevista, el temor a una vuelta a las restricciones se hace palpable.

La aparición de nuevos brotes estaba prevista y anunciada, pese a lo cual se acelera la redacción de nuevos protocolos y planes de contingencia a la espera de que el Congreso de España apruebe este jueves el decreto de la “nueva normalidad”.

Una cuarta comarca aragonesa, la zaragozana del Bajo Aragón-Caspe, se sumó el martes a las tres de Huesca que han vuelto a la fase 2 por diversos focos de coronavirus relacionados con la recogida fruta, que mantienen en alerta a la vecina provincia de Lleida, donde se han detectado 18 casos positivos en una residencia de mayores.

Ante los nuevos brotes una de las palabras clave es “rastreo”, y para rastrear contagios y contactos el próximo día 29 comenzará un simulacro en la isla canaria de La Gomera con la aplicación telefónica española, similar a otras “apps” que ya existen en el mundo, a fin de que pueda estar operativa en otoño.

A la espera de nuevos datos, el Ministerio de Sanidad comunicó el martes una muerte y 108 contagios en las últimas 24 horas, 45 de ellos en Aragón, con lo que la epidemia ha causado ya 28.325 fallecidos y 246.752 positivos confirmados mediante pruebas PCR.

Indicios y advertencias

La OMS sigue alertando sobre el ritmo acelerado de los contagios, mientras se agudiza la crisis sanitaria en países como Irán o Corea del Sur, inmersos ya en la segunda oleada, y los rebrotes obligan a otros a imponer nuevas restricciones, como ha ocurrido en Portugal con Lisboa, o a confinar de nuevo a parte de su población, como ha hecho Alemania con las 640.000 personas de Gütersloh y Warendorf, tras registrarse más de un millar de casos en una empresa cárnica.

Son indicios y advertencias para países que han comenzado más tarde la desescalada, como España, donde se siguen sucediendo los focos, pequeños o medianos hasta ahora, el más relevante en una de las zonas hortofrutícolas por excelencia de Aragón, en el límite con Lleida, donde la Generalitat reforzó la vigilancia dadas las relaciones y los intercambios de temporeros, en el origen de este repunte que ha derivado en transmisión comunitaria.

También por su proximidad, el Gobierno aragonés incorporó a las restricciones de la extinta fase 2 a la comarca zaragozana de Bajo Aragón-Caspe, donde viven unas 14.500 personas, al igual que hizo ayer con las comarcas oscenses limítrofes con Lleida del Bajo Cinca, Cinca Medio y la Litera.

Debido a estos casos, Aragón es la comunidad autónoma que más contagios registró en las últimas 24 horas con 45 de los 108 notificados por el Ministerio de Sanidad, que también infiormó de un fallecimiento.

A lo largo de la jornada se comunicaron una docena larga de focos en Málaga, con nueve personas que han dado positivo en las pruebas por PCR en el Centro de Acogida, Emergencia y Derivación de Cruz Roja, en Extremadura, en Valencia o en Lleida, donde se detectó un brote en una residencia de mayores de la capital con 18 infectados, 13 residentes y cinco trabajadores.