<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

¿Lavarse las manos para prevenir el coronavirus? Sí, así sea con tobito

Aunque no salga agua del grifo, hay que lavarse las manos. Se debe usar una jarra con asa u orejas para evitar que las manos sucias contaminen el líquido. Es preferible contar con ayuda de otra persona. Cualquier jabón es eficaz.

42 casos de coronavirus en Venezuela. Esa es la cifra oficial de infectados que, hasta la fecha, han anunciado representantes del chavismo. Aunque, en palabras del propio Nicolás Maduro, “por cada caso conocido hay 27 por conocer”.

Los primeros casos se dieron a conocer el viernes 13 de marzo y en tan solo cuatro días se llegó a la cifra actual, lo que convierte a Venezuela en el país con la curva de contagio más rápida del mundo. La Covid-19, declarada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una pandemia, ha sobrepasado los alarmantes 200 mil casos y 9.000 fallecidos en todo el mundo.

Debido a que el virus se transmite de una persona a otra por contacto, por medio de gotículas respiratorias, la principal medida preventiva en la que la OMS más ha hecho hincapié ha sido en el lavado de las manos con agua y jabón.

María Orta, médico internista e infectólogo, asegura que el lavado de manos es vital “para cortar la cadena de transmisión” del coronavirus. “Si tocas tus ojos, nariz o boca con las manos contaminadas por las partículas, puedes infectarte y desarrollar la enfermedad”. Explica que “mediante la fricción entre una mano y otra se remueven aún más todas las partículas de microorganismos que pudieran estar alojándose incluso entre los mínimos pliegues que tenemos en la piel”.

Por esta razón, la imagen del proceso correcto para mantener limpias las manos ha sido difundida cientos de veces en redes sociales, una y otra vez.

La doctora Nathalie Chacón, especialista en Medicina Tropical, explica que primero se debe frotar la parte interna de las manos con jabón, luego entrelazar los dedos, restregar las uñas entre las palmas, lavar los pulgares para, finalmente, limpiar el dorso, “el sitio más sucio de las manos”. Es importante, además, secar las manos con un papel desechable o una toalla específica para eso.

Los más creativos le han agregado a la imagen del proceso el coro de alguna reconocida canción para hacerlo más divertido. El tiempo, alrededor de 20 segundos, es importante. La doctora Orta detalla que mientras más tiempo se extienda la lavada de manos, más efectiva será la eliminación de los microorganismos potencialmente patógenos para el ser humano, entre esos el coronavirus.

¿Qué hacer en Venezuela si no se tiene agua?

En Venezuela, la pobreza y la falta de agua incuban el coronavirus. Según el más reciente estudio del Observatorio Venezolano de Servicios Públicos, al menos al 13,3% de los hogares del país no tiene agua de forma regular a través de las tuberías. Como en Venezuela el servicio no es una certeza, más del 40% de las familias deben recurrir al agua almacenada.

“No hay ninguna ciudad de Venezuela que tenga servicio continuo de agua. Solamente la cuarta parte de la población tiene agua permanentemente, el resto lo tiene espaciado”, comenta José María de Viana, ingeniero especialista en distribución de agua y expresidente de Hidrocapital.

Para él, el escenario del coronavirus en el país no es alentador. “Lo que pasa es que esta tragedia nos agarró en una situación de base muy complicada porque efectivamente el agua es un elemento fundamentalmente de salud”.

¿Cómo pueden hacer las familias que, al abrir la llave del grifo, no les llega el agua? Chacón afirma que el lavado de las manos se debe llevar a cabo con los recursos disponibles. Lo importante es hacerlo.

“Si no se tiene agua corriente del grifo o de la tubería, puede utilizar un recipiente con asa u oreja, de manera que las manos sucias no toquen el agua y la contaminen”, expresa la investigadora con doctorado en enfermedades infecciosas. Asegura que cualquier jabón cumple la función.

Orta agrega que alguien con las manos limpias debe ayudar en el proceso. “Si la misma persona se enjabona las manos y luego agarra el envase, el agua se va a contaminar. Debería ser con el apoyo de otro que aplique el agua para retirar el jabón”.

Para ambas, lo importante es que las personas no dejen de lavarse las manos. “Así sea con un potecito, ni modo, pero que se laven. Así disminuye el riesgo”, dice Orta. En una situación extrema, hasta el agua en un tobo o ponchera sirve, comenta Chacón. Lo importante, en esas circunstancias, es que el agua sea filtrada o clorada. “Lo ideal no es que tú te laves las manos con agua contaminada”.

¿Es suficiente?

Para la doctora Nathalie Chacón, el lavado de manos con agua y jabón es insustituible. No hay nada más efectivo que esta acción.

“El coronavirus es muy contagioso, pero muere rápidamente con el contacto del jabón, no tiene poder contra él”, explica.

Pero mucho se dice sobre la utilización de gel antibacterial o alcohol para desinfectar las manos y protegerse de la infección del coronavirus. En Venezuela, no todos se pueden dar el lujo de adquirir un kit de prevención: para el 13 de marzo, un venezolano que gane sueldo mínimo debe trabajar casi siete meses para poder comprarlo.

¿Qué tan efectivo es el gel antibacterial? Orta plantea que aunque no hay nada que reemplace un adecuado lavado de manos, “el gel antibacterial no deja de ser una herramienta útil para cuando se esté en la calle o en cualquier otro lugar donde no dispongas de agua y jabón”.

En caso de utilizarlo, la infectóloga explica que hay que tener en cuenta que, para que sea efectivo en eliminar los agentes patógenos que puedan existir en las manos, se requiere que tenga una proporción de 60% o 70% de contenido de alcohol.

Para hacer una preparación casera del gel antibacterial, es necesario hacer una mezcla que contenga 70% alcohol y 30% de glicerina. “Eso va a dar una solución aceitosa, pero va a tener hidratadas las manos y evitará el efecto erosivo en la piel que pudiera ocurrir con el alcohol solo”, que también sirve. Lo que no funciona para desinfectar, asegura, es el vinagre.

En un caso extremo de no tener agua y jabón, gel antibacterial o alcohol, Chacón dice que el cloro también funciona como desinfectante. El problema sería otro: “Hay personas que son hipersensibles al cloro, que les daña la piel o aquellos a quienes les dan problemas respiratorios o alergias”. Por eso lo recomienda únicamente cuando no se tenga la posibilidad de lavarse las manos inmediatamente.

Convertirlo en hábito

La Organización Panamericana de la Salud plantea algunos momentos claves en los que se deben lavar las manos.  

  • Antes de tocarte la cara.
  • Después de toser o estornudar.
  • Después de ir al baño.
  • Antes de preparar y comer alimentos.
  • Antes y después de visitar o atender alguien enfermo.
  • Después de tirar la basura.
  • Luego de tocar las manijas de las puertas.
  • Después de estar en lugares públicos concurridos.

“Uno debe lavarse las manos en todo momento”, expresa la doctora Nathalie Chacón. A estos pasos, y sobre todo en época de coronavirus, agrega lavarse las manos antes de acostarse y al levantarse. “Normalmente cuando uno se va a dormir, se toca dormido la mucosidad de los ojos, de la nariz y la boca”.

Comenta que mantener las manos limpias debe cumplirse siempre, en la calle y en la casa, aun cuando se esté en cuarentena, decretada en todo el país desde el pasado martes. ¿La razón? “Hay que crear el hábito”.

Una persona con coronavirus pudiera no presentar síntomas, pero igual ser fuente de infección. Si alguien con el virus pudiera estar en su casa, tocándose la cara y las superficies de su hogar, contagiando todo por no lavarse las manos, aun cuando crea que no es necesario. “Resulta que en esa casa hay un abuelo y la probabilidad de que muera por coronavirus es de 80%”.

Además, la razón para lavarse las manos en todo momento es sencilla: “Hay que crear el hábito. Cada quien es responsable de salvar vidas”.

Uno viene acompañado de lo otro

Aunque lavarse las manos es indispensable, no solo para evitar múltiples enfermedades y prevenir el contagio del coronavirus, no es lo único que se debe hacer.

Para que esta acción tenga el efecto deseado, debe ir acompañada de otras importantes: el distanciamiento social y el no tocarse la cara. “La conjuntiva de los ojos, la mucosa de la nariz y la mucosa de la boca son sitios de entrada del virus, pero también son fuentes de infección para una persona susceptible”, explica Chacón. “Eso también es un hábito que hay que hacer, aunque sea difícil”.

Para ella, las medidas preventivas son esenciales para aplanar la curva de contagio del coronavirus. No solamente para salvar vidas, sino también para no colapsar el sistema de salud. “Hay que tener consciencia económica”.

Datos útiles para mejorar nuestra comunicación remota

El uso de los dispositivos electrónicos se ha vuelto de uso obligatorio para mantenernos en contacto con nuestras audiencias de interés en estos tiempos de aislamiento forzoso. Estos recursos externos, así como los internos, pueden ser muy útiles y eficientes, cuando los sabemos aprovechar bien para una mejor comunicación.