Ledezma agradece a Almagro el interés que ha puesto al caso de Venezuela

El exalcalde Metropolitano, Antonio Ledezma, se reunió este lunes con el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, en la sede de este organismo en Washington, donde se revisó el Informe que Almagro consignó ante la Corte Penal Internacional de La Haya.

Ledezma agradece a Almagro el interés que ha puesto al caso de Venezuela

Ledezma agradeció “en nombre del pueblo, especialmente de las víctimas de asesinatos, torturas y prisiones injustas, el interés que ha puesto el Secretario General de la OEA para hacer posible este trabajo que coloca a Maduro en el medio de la justicia, convicto y confeso”.

Agregó además que “ya no existen dudas de que Maduro es el responsable directo de esta comisión de crímenes de lesa humanidad”.

Por otro lado, el exalcalde inició también este lunes una gira por la capital norteamericana. Sostendrá reuniones públicas y privadas con personalidades de este país “donde la agenda fundamental es la de insistir en la aplicación de sanciones selectivas para los responsables de todos los delitos”.

También insistió a la comunidad internacional desconocer al gobierno venezolano “por ser ilegítimo; no tener legitimidad de origen ni de desempeño”.

Por lo que solicitará en nombre de la comunidad venezolana “la necesidad de buscar más respaldos de gobiernos amigos y solidarios con la causa de Venezuela, no solo para el Informe presentado por el Secretario General de la OEA, sino para el importante documento histórico que acaba de presentar el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Zeid Ra’ad Al Hussein”.

Tal documento denuncia la existencia en Venezuela de “una política de represión” por parte del gobierno de Nicolás Maduro contra los opositores e incluye denuncias de ejecuciones extrajudiciales, detenciones arbitrarias y tortura.

“Múltiples abusos y violaciones de derechos humanos se han cometido en Venezuela en una política destinada a reprimir el disenso político e infundir temor en la población”, indica el informe.