<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Legends of Tomorrow o la dificultad de ser héroes

DC Comics y el equipo del productor Greg Berlanti van construyendo su propio universo paralelo, alejado de los niños bonitos de la marca y los únicos que no usarán -junto con sus villanos- para evitar colisionar con el universo fílmico de DC, en pleno desarrollo con Batman vs. Superman y Suicide Squad.

Legends of Tomorrow o la dificultad de ser héroes

Con Legends of Tomorrow se busca aprovechar el éxito de The Flash -dos temporadas bien recibidas- y Arrow -que ya acumula cuatro- usando personajes nacidos en cada una de esas historias, desarrollados como secundarios y entregados a una nueva narrativa.
Los personajes de Legends of Tomorrow han estado en TV desde hace al menos dos años. Sus historias se han gestadoen esas otras series. De The Flash salió Captain Cold (Wentworth Miller) y Heat Wave (Dominic Purcell), Martin Stein (Victor Garber) y su otra mita de Firestorm Jefferson Jackson (Franz Drameh); y de Arrow conocemos a Ray «The Atom» Palmer (Brandon Routh) y Sara «White Canary» Lance (Caity Lotz). Los otros personajes -Hawkman (Falk Hentschel) y Hawkgirl (Ciara Renee)-, incluyendo al villano Vandal Savage (Casper Crump) surgieron en sendos episodios «crossover» entre la serie del corredor y del lanza flechas. Una galería de «personajes secundarios sin mayores conexiones».

Entonces, ¿por qué perder tanto tiempo queriendo establecer las historias? Porque hay televidentes que no los conocen. Eso hace que el inicio de temporada sea lento, muy lento, lleno de diálogos y largas exposiciones y menos atractivo. De hecho, esos personajes fueron criados en un laboratorios para ser usados en este spin-off, y se notaba.

El único realmente nuevo es Rip Hunter (Arthur Darvill), un «Time Master» que quiere evitar la dominación global de Savage, y organiza al equipo de actores que no tenían contrato regular con aquellas otras series para decirles que pueden salvar el mundo. Luego les explica la mecánica de la serie, las dificultades, los posibles escenarios, casi que la trama completa, en exposiciones que se hace largas. No entremos en la dificultad de matar a un Savage inmortal, que además tiene décadas, siglos, andando por ahí queriendo conquistar al mundo y no es si quiera la principal de las amenazas del planeta.

Legends of Tomorrow no tomará historias de los cómics, más allá del origen de los protagonistas. Pero tampoco logra aún tener un piso fuerte para sus historias y, más aún, sus personajes. En Estados Unidos ya se han visto cuatro episodios, y la serie va tomando cierto cuerpo a pesar de la dificultad de tener ocho personajes a los que darles tiempo en pantalla. Quizá más adelante pueda haber capítulos con historias separadas, como lo ha hecho Game of Thrones, por ejemplo, para explorar las individualidades, aunque eso requeriría que algunos de los actores den la impresión de querer estar allí (como no parece el caso de Ciara Renee y sí el de Lotz).

Sin embargo, sí hay qué destacar cuando el programa deja de tomarse a sí mismo tan en serio. La escena de la pelea en un bar de la premiere -que en Venezuela será este jueves 18 de febrero por Warner Channel- es de las mejores de ese complicado arranque, a pesar de las dudas que deja sobre las reglas del viaje en el tiempo que aplican para esta serie. También cuando se revela por qué estos «héroes» fueron escogidos y cada uno se traga el asunto de distinta manera. Más de eso pudiera ayudar a terminar bien la primera temporada de 13 episodios.

Mientras tanto, siempre los productores podrán darle aire al show metiendo personajes invitados de The Flash y Arrow, como ya lo harán con Supergirl y su episodio «crossover» con el «scarlet speedster».

Apagones ponen en riesgo la vida de pacientes con coronavirus en Táchira

La deprimente situación en el Hospital Central de San Cristóbal, lo lleva al colapso. La falta de personal hace imposible que se puedan atender todos los pacientes. Algunas veces, solo hay 2 enfermeros para atender toda una planta de enfermos. También colapsan en los apagones que han provocado paros respiratorios en los pacientes. De 5 ventiladores que hay, solo 1 tiene baterías. Ni siquiera hay luces de emergencia