Liberación de Lula da Silva oxigena a la debilitada izquierda brasileña

La liberación del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva podría enojar a los conservadores que consideraban que su encarcelación era la prueba de que el país se tomaba en serio la lucha contra la corrupción

Liberación de Lula da Silva oxigena a la debilitada izquierda brasileña

La salida de prisión del expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva ha dado aliento a una debilitada oposición de izquierda. Sin embargo, es probable que el hecho enoje a los conservadores que consideraban que su encarcelación era la prueba de que el país se tomaba en serio la lucha contra la corrupción.

Cientos de partidarios de da Silva, vestidos con camisetas rojas, recibieron entre vítores al político, de 74 años y orígenes humildes y que gobernó el país durante el boom económico, a su salida de la sede de la Policía Federal en la ciudad de Curitiba, en el sur.

Su puesta en libertad se produjo menos de un día después de que el Tribunal Supremo decretó que una persona debe ingresar a prisión solo cuando se agoten todas las vías de apelación.

El político, que presentó un recurso contra su condena por corrupción y lavado de dinero en relación con la compra de un apartamento en primera línea de playa en el estado de Sao Paulo, abrazó a su hija, levantó el puño en alto y se abrió paso hasta un escenario acompañado de su novia, entre otros.

“No tienen idea de la dimensión del significado de que esté aquí con ustedes”, dijo Lula da Silva a sus jubilosos partidarios, dando las gracias a los líderes sindicales y a su formación, el Partido de los Trabajadores (PT). “Ellos no arrestaron a un hombre. Intentaron detener una idea. Una idea no desaparece”.

Oxigeno para la oposición

El expresidente estaba encarcelado desde abril de 2018. La liberación podría revitalizar a una oposición debilitada por los escándalos de corrupción, el juicio político a su sucesora Dilma Rousseff, la entrada en prisión del propio Lula y, más recientemente, la debacle en las elecciones generales de 2018. Por el momento no está claro cuál será ahora su papel político.

Aunque tiene prohibido postularse a la presidencia mientras tenga recursos pendientes, el exlíder del PT sigue siendo una figura popular en la izquierda. Sin embargo, podría tener que volver a la cárcel si las apelaciones se resuelven en su contra.

El nuevo estatus de Lula podría irritar a los conservadores, y posiblemente al gobierno conservador del presidente Jair Bolsonaro, quien consideró que su encarcelamiento era un golpe a la corrupción generalizada. La detención de Lula dividió aún más a la polarizada sociedad brasileña, y su liberación podría reavivar las tensiones.

Lucha contra la corrupción

Este fin de semana se convocaron movilizaciones en las principales ciudades del país en apoyo a la investigación anticorrupción Lava Jato, que envió a docenas de destacados políticos y líderes empresariales a prisión. Muchos podrían solicitar su salida de la cárcel en base a la decisión del Tribunal Supremo.

Misión de observación de UE trata su despliegue con el CNE

Durante el encuentro, las partes también dialogaron acerca de "la conformación de los grupos de trabajo de la misión, así como la llegada al país, el próximo 24 de octubre, de una delegación de 46 observadores a largo plazo, quienes se desplegarán por las 24 entidades"