<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Los Crema Paraíso dieron sabor dulce a la nostalgia

El trío más venezolano radicado en Nueva York se paseó por lo mejor del repertorio de la música criolla, evocando imágenes del cine nacional del siglo XX en un nostálgico concierto ofrecido en los espacios del B.O.D de Caracas.

Los Crema Paraíso dieron sabor dulce a la nostalgia

¿Se puede digerir joropo cargado de la psicodelia de Pink Floyd, con ‘riff’ de guitarras de Tears for Fears, mientras observas imágenes del escultural cuerpo que tenía Tatiana Capote en los 80 en «Adiós Miami»?

Eso ocurrió y el resultado no dejó indigestión para el público. La banda Los Crema Paraíso dejó una dulce sensación de ritmos y recuerdos a su paso a Caracas, en el concierto ofrecido el sábado en la sala de conciertos del Centro Cultural en La Castellana.

Bocados de nostalgia que fueron disfrutados durante 90 minutos por niños, jóvenes, adultos y ancianos que vieron cómo el ex amigo invisible José Luis Pardo junto a Neil Ochoa (Si*Sé) y BamBam Rodríguez reinterpretaban con fuerza los más diversos ritmos de la música venezolana: desde merengues, gaitas zulianas, tambora, joropos y hasta onda nueva.

Los crema paraiso-28052016-02

Claro está, con las dosis de rock y psicodelia necesarias para creer que Aldemaro Romero, Jesús Sevillano y Lemmy Kilmister (Mötorhead) compartieron tarima en un momento de la historia.

Luego de haber acompañado a Yordano di Marzo en el concierto que realizó bajo las nubes de Calder en la UCV, la banda presentó las piezas sus dos producciones: El debut (2009) y De película (2015).

Tras disfrutar los ritmos de acid jazz de la banda telonera «Majarete Sound Machine», el viaje «cremoso» al pasado se inició con la versión de Shine on you de Pink Floyd. La canción dio lugar a piezas que mezclaban el folklore con guiños a Tears for Fears o Depeche Mode.

El trío montó la banda sonora de la añoranza. Pasajes de películas como “Los Tracaleros”; “Colt Comando 5.56”; “Simplicio”; “Tiempos de dictadura”; “Macú: la mujer del policía”; “Se solicita muchacha de buena presencia y motorizado con moto propia”, «Adiós Miami (donde aparece la Capote), o la infaltable “Araya” rebobinaron los recuerdos de los presentes.

Los crema paraiso-28052016-06

Uno de los momentos más especiales fue cuando en un video, Andrea Echeverri, la cantante de la banda colombiana “Aterciopelados”, presentó la versión psicodélica del “Curruchá”, inmortalizada por  Sevillano; y que fue presentada por la banda en formato de karaoke.

Los ritmos venezolanos cobraron fuerza con la presencia en la tarima de dos grandes músicos: el maraquero Manuel Rangel y el cuatrista Fernando Rodríguez. Su presencia marcó el concierto: ¿quién dijo que no se podía hacer una versión ‘heavy’ de “El desafío” de Rafael Briceño y “El norte es una quimera” de Luis Fragachán?

Los crema paraiso-28052016-05

También se recordó a la familia Katz y a sus famosas heladerías que dan nombre a la banda con una canción instrumental. La noche cerró con una pieza de Juan Vicente Torrealba, y dio fin al homenaje cinéfilo venezolano que explicaba «Cheo» Pardo al final de cada canción.

Esperemos que no pasen otros cinco años para probar en en el B.O.D. un nuevo bocado sonoro de la banda más venezolana radicada en el exterior.

Los crema paraiso-28052016-03

Gustavo Dudamel es el primer latinoamericano que dirigirá la batuta de la Ópera de París

"Quiero dedicar toda mi energía a crear extraordinarios momentos musicales para todos los públicos, y a fortalecer aún más los lazos de la Ópera de París con el alma de la ciudad y el país que la rodea, con la inclusión y el acceso firmemente implantados en todo lo que hagamos juntos", dijo el director de orquesta venezolano tras firmar un contrato por 6 temporadas con la institución

El príncipe Felipe llegó a Venezuela piloteando su avión

Felipe Mountbatten, príncipe del Reino Unido de la Gran Bretaña, duque de Edimburgo, conde de Merioneth y barón de Greenwich llegó a Venezuela el viernes 9 de febrero de 1962, segundo país de un largo periplo donde visitó 11 naciones durante 54 días. Alberto Veloz cuenta qué comió, qué visitó y a quién vio en esa única visita al país