<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Los médicos de toda España están llamados a su primera huelga en 25 años para protestar por el «maltrato» sometido

María José Campillo, miembro de la permanente de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos, explicó que los servicios mínimos que les imponen son "abusivos", en muchos casos el 100% y en otros como mínimo el 80% del personal, es decir, que habrá más personal trabajando que "el que hay en un día festivo".

Los médicos de toda España están llamados a su primera huelga en 25 años para protestar por el «maltrato» sometido

Los médicos de toda España están este martes convocados a la huelga, la primera en 25 años, para protestar por el «maltrato» al que son sometidos por sus condiciones laborales y por el deterioro de la Sanidad Pública, que será «aun mayor» por el decreto que permite contratar profesionales sin especialidad.

María José Campillo, miembro de la permanente de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), explicó a Efe que los servicios mínimos que les imponen son «abusivos», en muchos casos el 100% y en otros como mínimo el 80% del personal, es decir, que habrá más personal trabajando que «el que hay en un día festivo».

De esta forma, la CESM asegura que no les queda otra solución ni recurso que llamar a la huelga, aunque lo ha hecho de forma que interfiera «lo menos posible» en la asistencia sanitaria de la ciudadanía.

Campillo argumentó ante la convocatoria de la huelga que la sanidad pública española «está lastrada» desde hace décadas por la falta de inversión y el «maltrato continuo» a los profesionales, a los que se les ha mantenido «en precario», algo que también «han sufrido los pacientes», al disponer los médicos de poco tiempo para poder atenderles.

La pandemia «ha puesto al descubierto todas las deficiencias de un sistema, que se estaba manteniendo con el esfuerzo de los profesionales pero el esfuerzo ya no basta, por mucho que nos queramos multiplicar», dijo la miembro de la CESM.

Pidió soluciones que no pueden pasar, insistió, por «deteriorar todavía más la sanidad» como, a su juicio está haciendo el real decreto del Gobierno 29/2020, que permite entre otras cosas contratar de forma excepcional a personal sanitario extracomunitario o que no haya conseguido plaza en la pasada convocatoria de MIR.

La CESM sostiene que con el real decreto se utiliza la «excusa» de una pandemia para «desmantelar» el sistema sanitario.

Por su parte, el director del Centro de Coordinación de Emergencias y Alertas Sanitarias, Fernando Simón, asegura que si las medidas implementadas, estado de alarma y toque de queda, no surten efecto, a mediados de noviembre pueda producirse una situación «muy crítica» en las UCIS por la COVID-19.

«Sabremos que las comunidades autonómicas están implementando muchas medidas, hay más que se pueden implementar como el confinamiento domiciliario», añadió Simón, quien considera que «no es fácil saber la evolución cuando estamos a mitad del periodo de implementación de las medidas y de observación para ver si tienen efecto».