<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Los Niños Cantores de Viena están en quiebra

Cinco siglos de historia no son suficientes para soportar la gran cantidad de conciertos anulados por la pandemia. El coro infantil más famoso del mundo busca fondos para seguir sobreviviendo

De dar 300 conciertos al año, pasaron a nada. Los Niños Cantores de Viena, quizás el coro infantil más conocido del mundo, está a punto de declararse en bancarrota.

Este coro tiene 500 años de historia. Fue creado en 1498 por el emperador Maximiliano I para acompañar las misas. Está compuesto por chicos entre 10 y 14 años, casi todos sopranos y mezzosopranos. Su música es una mezcla de canciones religiosas, piezas clásicas y temas populares europeos. Pero ese importante bagaje no es suficiente para salvarlo de la debacle que le representan los conciertos anulados por la pandemia del COVID-19.

Su tabla de salvación, por los momentos, es la búsqueda de fondos económicos por Internet. El portal Euronews dio la información. Los recursos son para mantener su programa habitual de trabajo.

Buscando otro tipo de apoyo, el del gobierno de su país, su director, Gerald Wirth, expresó lo siguiente en declaraciones difundidas por Euronews:

«La música tiene una imagen internacional positiva, especialmente con los niños, en el escenario. Eso significa que la imagen positiva también se refleja en la imagen de Austria, de Viena. Por eso junto a otros muchos creo que la promoción que hemos estado haciendo durante décadas deberían valer algo de cara a los funcionarios que toman decisiones».

El coro lo conforman 100 niños cantantes entre 10 y 14 años, provenientes de 30 países.

niños cantores de viena

En un año común, los Niños Cantores de Viena ofrecían 300 conciertos a, aproximadamente, medio millón de aficionados en varios países. La pandemia de COVID-19 los obligó a cancelar varias giras, entre ellas una por Estados Unidos, que fue reprogramada para 2021.

Pero mientras tanto hay que sobrevivir.

Si no obtienen donaciones o ayuda del gobierno de Austria o de patrocinadores de la cultura de cualquier parte del mundo, los Niños Cantores de Viena se declararán en bancarrota en octubre de 2020.