Los vinos Kalfu fusionan la cultura mapuche con la técnica neozelandesa

La bodega chilena Ventisquero presentó en Venezuela su línea joven boutique Kalfu, con aromas y sabores acentuados por el extremo frío y la cercanía del mar del sur del planeta

Los vinos Kalfu fusionan la cultura mapuche con la técnica neozelandesa

Kalfu es azul en idioma mapuche y es el color del mar que está cercano a todos los terroirs donde se producen estos vinos chilenos, que se elaboran con técnica neozelandesa y que ahora llegan a Venezuela.

A los anaqueles locales arriba la línea Molu de Kalfu, importada por Vitis Vinis directamente desde las bodegas de Ventisquero, la casa que los produce controlando desde el cultivo de las uvas en sus viñedos de Casablanca y el desierto de Atacama. Su enólogo, Alejandro Galaz, explica que se inclinan hacia la técnica neozelandesa, muy de boga actualmente, y que los hace muy aromáticos, de expresivos sabores frutales y sensaciones delicadas.

Los vinos Kalfu se desarrollan en zonas costeras de frías noches y nieblas matutinas pero de alta incidencia solar. Se nutren con la ventisca del mar que traslada los aires marinos en ese clima frío. Son lo que se conocen como cool climate wines.

A Venezuela llega la línea Kalfu Molu, que provienen de viñedos con climas muy fríos, de las zonas del Huasco, Casablanca, Leyda y Lolol.

Kalfu Pinot Noir

Azul leyenda

Como ya comentamos, Kalfu significa azul en mapudungún, idioma de la cultura indígena mapuche. Según sus creencias, es el de la esencia de la vida. De allí el color azul intenso de su precinto y etiqueta.

Molu es donde se pone el sol. Según la leyenda, que contó el enólogo Alejandro Galaz en la presentación oficial de los vinos en Venezuela, “los  mapuches veían avanzar las estrellas en el cielo, hasta que se escondían en el Molu que estaba sobre el mar. Al día siguiente veían las estrellas de mar y pensaban que eran las mismas. En esa época, nadie sabía que la tierra era redonda y giraba. Creían que las estrellas caían sobre la oscuridad profunda del océano”.

Kalfu es la línea joven del grupo Ventisquero y es considerada una marca boutique. Uno de los elementos frescos del bloque Kalfu es su tapa de rosca, punto focal característico de los vinos jóvenes y frutales de consumo relativamente pronto. Kalfu lleva las roscas por decisión técnica para mantener la calidad y frescura del vino.

La línea Kalfu se inclina hacia el estilo neozelandés. Son vinos muy aromáticos, producto de la incidencia solar que tiene en la zona fría costera y la niebla matutina en sus mil kilómetros de costa nacional.

En Venezuela, el precio promedio de cada botella será de 10 dólares.

La presentación oficial

La cata de presentación de la línea Kalfu en Venezuela se realizó simultáneamente en varias ciudades como Caracas, Valencia y Porlamar. Fue guiada por Alejandro Galaz desde Chile. Se destaparon los  Molu Sauvignon Blanc y Molu Pinot Noir. De su catálogo rezan sus características:

El Molu Sauvignon Blanc se caracterizó por su verde pálido. En nariz es fresco, con aromas cítricos y frutas tropicales. Acompañan suaves notas minerales y hierbas balsámicas. Se descubren notas salinas, muy lógicas por la cercanía al mar, a espárragos y ruda. Ideal para combinar con  pescados y frutos del mar.

Kalfu Mole Sauvignon Blanc

El Pinot Noir de la línea es rojo rubí intenso con destellos violeta. Expresivo y frutal, destacan aromas a cereza y frambuesa suavemente especiadas. El roble francés enmarca con elegancia la intensa fruta, aportando con toques a vainilla y canela al retrogusto. Hay notas florales, a especies y frutas silvestres. Ideal para platos de cacería y carnes blancas.

Las armonías de la cata de presentación se hizo con la propuesta de Azahar Gourmet, ají dulce relleno de pescado y terrina de cerdo y tocineta. Acompañaron y limpiaron paladar, los casabes de Yautana.

La firma margariteña Bari Design y Ama de Casa formaron parte del lanzamiento

Coordenadas

Instagram. @kalfuwines @vventisquero @vitis.vini

Precio. 10 dólares por botella, en promedio.