Luis Oliveros: Sin acceso a vacunas, la economía venezolana no mejorará

Para el economista, el balance de la economía venezolana, luego de un año de pandemia, es muy negativo. Y advierte que su reactivación solo será posible cuando se vacune a la población masivamente

Luis Oliveros: Sin acceso a vacunas, la economía venezolana no mejorará

A los males que ya arrastraba la economía venezolana antes del 2020 se le unió la pandemia. El mundo lo ha sufrido, pero en el país ha sido más costoso enfrentarla. Un panorama en el que las sanciones, un criticado manejo de la economía y la cuarentena, han hecho que la perspectiva para finales del 2021 no sea alentadora. Para el economista Luis Oliveros (@luisoliveros13) será determinante que Venezuela pueda tener acceso a vacunas que ayuden a inmunizar a la población. Manteniendo a la ciudadanía en sus casas, con empresas cerradas o trabajando a media máquina será imposible salir de la hiperinflación y comenzar una recuperación.

“Venezuela no es el mejor país para enfrentar la pandemia. La caída del PIB el año pasado pudo estar entre el 20 y 30%. A eso le sumas la gran incertidumbre sobre las vacunas. Sin acceso a ellas la situación no va a mejorar en el corto o mediano plazo”, expresó.

Oliveros aseguró que el balance de la economía venezolana, luego de un año de pandemia, ha sido bastante negativo. “Hay gente que no lo cree porque dicen que ya veníamos muy mal. Pero la economía lleva meses trabajando a media máquina. Sectores como el comercial y el turístico cerrados. Muchas personas no pueden salir a trabajar y a eso le debes sumar la recesión, hiperinflación, caída de la producción petrolera y sanciones económicas”.

Todo pasa por las vacunas

Precisamente el tema de las vacunas se debate intensamente en el país. El gobierno nacional rechazó la asignación, por intermedio del Covax, de vacunas fabricadas por AstraZeneca. El presidente Nicolás Maduro argumentó que la misma no estaba aprobada por Venezuela recibiendo críticas.

“La situación del 2020 sigue igual de pesimista para este año en el plano económico, en todo el mundo. Todo pasa por el acceso a las vacunas y en el país no hay acceso a las mismas, por lo que el porcentaje de vacunados es bastante bajo. Sin vacunas a los países les costará demasiado volver a la normalidad”.

El economista enumeró las consecuencias que tendría no tener un plan de vacunación efectivo. “Si no hay vacunas en 2021 nos va a ir muy mal. La recesión e hiperinflación van a continuar. En Venezuela no hay programas de estímulos financieros y tampoco vacunas. Las reservas internacionales están en un mínimo histórico y la producción petrolera va entre 500 y 600 mil barriles. Eso niveles son muy bajos para pensar en una recuperación económica”.

La tasa de cambio volverá al alza

En marzo, la tasa cambiaria llamó la atención por su estabilidad. Desde mediados de febrero tanto el oficial como el paralelo se ubicaron ligeramente por encima del millón 800 mil bolívares. Para el economista Luis Oliveros esa tendencia es natural, pero en poco tiempo volverá a subir.

“Es normal la estabilidad en la tasa de cambio las primeras tres semanas de marzo. El pago del Impuesto Sobre La Renta hace que la presión sobre el tipo de cambio y la demanda de dólares disminuya. Pero los últimos días del mes siempre son movidos porque los bolívares que les queda después de pagar impuestos los utilizan para comprar activos, mecanismos de cobertura o divisas”.

Oliveros aseguró que la tendencia al alza del tipo de cambio es clara. “Lo raro es la estabilidad, pero ya volveremos a los tiempos en que la demanda superará a la oferta y es normal, en un país con hiperinflación, donde los mecanismos de asignación de divisas del Estado al sector privado desaparecieron. El deprecio a no tener bolívares hará que más temprano que tarde la tasa vuelva a subir”.

Escuche el audio aquí:

 

Elecciones en Alemania: ¿quiénes pierden y quiénes ganan?

Liderados por el ministro de Finanzas y vicecanciller saliente Olaf Scholz, los socialdemócratas del SPD recabarían entre el 25,7% y el 26% de los votos, mientras que la alianza conservadora de la Unión Cristiano-Demócrata (CDU) de Angela Merkel y su aliado bávaro, la CSU, encabezada por Armin Laschet, obtendría alrededor del 24,5% de los sufragios, según las estimaciones publicadas por las cadenas de televisión