Luis V. León: Gobierno pretende "redistribuir la escasez" en sus establecimientos

El director de Datanálisis no descartó que la medida de Sunagro tenga un componente político, con el fin de tener los establecimientos públicos "repletos".

Luis V. León: Gobierno pretende "redistribuir la escasez" en sus establecimientos

El presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, afirmó este martes que la decisión de Sunagro contra el sector privado de alimentos termina afectando “directamente” la calidad de vida de los consumidores.

“Ni siquiera se refiere a un impacto sobre las empresas (…) Tiene que ver con la pérdida de control completo de la economía“, dijo durante una entrevista con César Miguel Rondón en Circuito Éxitos.

Pablo Baraybar, presidente de la Cámara Venezolana de Industria de Alimentos, afirmó este lunes que el gobierno ha desviado la mercancía de empresas privadas a canales del Estado en los últimos días, situación que comienza a afectar a unos 80.000 puntos de venta.

El ejecutivo señaló que la redirección de la producción privada a Pdval, Mercal y Abastos Bicentenario varía entre 30% y hasta 100% según la empresa, lo que puede tener consecuencias graves.

Con respecto a esto, León señaló que el Gobierno cree que puede solventar la crisis económica vendiendo productos a “precios absurdos”, y recalcó que la medida de Sunagro provocará más colas, pero esta vez en menos establecimientos.

Control “inviable”

“El problema de escasez se resuelve incrementando la producción. El gobierno no ha sido capaz de estimular una política económica seria que impulse la producción (…) Quiere ahora redistribuir la escasez en menos establecimientos”, sostuvo.

Indicó que si ahora es difícil conseguir un producto en los 113.000 establecimientos a nivel nacional, con esta medida se dificultará aún más encontrarlo en las 7.000 cadenas públicas del Estado.

“Esos canales públicos son también los predilectos de los bachaqueros (…) El gobierno no entiende que el control es inviable. No puedes manejar un país completo con un grupo de canales públicos”.

El producto como “campaña”
El director de Datanálisis no descartó que la medida tenga un componente político, con el fin de tener los establecimientos públicos “repletos”.

“La campaña se va a dirigir por esa vía”, dijo al tiempo que precisó que la imagen de las cadenas privadas son las que saldrán perjudicadas en este sentido.

El gobierno quiere tener los productos para usarlos como campaña (…) Hay que estimular la inversión privada, resolver los problemas de materia prima (…) El socialismo es inviable sin la empresa privada”, finalizó.