<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Maduro llama a desincorporar el martes a diputados por Amazonas

El presidente Nicolás Maduro aseguró que dentro de la mesa de diálogo entre la oposición y el gobierno debe mantenerse el diálogo de altura y calificó de equivocadas las declaraciones del dirigente de Primero Justicia, Carlos Ocariz, quien luego de conocerse los puntos del acuerdo, indicó que se mantenía la agenda electoral.

«¿Quién le cree una sola palabra a Ocariz? Nadie», dijo durante el programa 72 de en contacto con Maduro, que comenzó al mediodía y finalizó cerca de las 5:00 pm.

El jefe de Estado dijo que no está obsesionado con las elecciones y precisó -tal como quedó plasmado en el acuerdo firmado entre las partes- , que en el diálogo se vaya a negociar un anticipo de elecciones o la reactivación de un referendo revocatorio de su mandato.

«¿Salida electoral? ¿Salida para dónde? (…) Que nadie se obsesione con procesos electorales que no están en la Constitución», dijo. 

«Entonces me alegra mucho que la MUD siga en la mesa de diálogo hasta diciembre de 2018, fecha para la que están previstas las elecciones presidenciales, completó para responder a las declaraciones de Ocariz, quien afirmó el sábado que seguirán «hasta obtener lo más importante: elecciones nacionales y referendo revocatorio» para resolver la crisis política y económica.

El jefe de Estado se mostró satisfecho por los resultados preliminares de la mesa de diálogo, pero acusó a la oposición de desvirtuar el contenido del pacto.

«Está todo escrito, acordado por las partes, ¿por qué salen después a decir lo contrario?», cuestionó.

«El diálogo no tiene alternativa», dijo pues constituye el único camino para la construcción de un país de paz, de coexistencia pacífica de los modelos y de respeto a las diferencias, «porque nosotros no vamos a renunciar a hacer la revolución, no vamos a un diálogo a firmar rendición con nadie», aseguró.

«Con el diálogo, con nuestra bandera de la paz, con nuestra moral, con nuestro espiritualidad, con nuestra razón, nosotros hemos evitado un baño de sangre en Venezuela, y hemos hecho reinar la paz y la tranquilidad», dijo para recordar que fue le gobierno quien convocó al diálogo y no el Vaticano como lo señaló Ocariz el sábado.

Según el comunicado leído por el enviado del Vaticano, Claudio María Celli, gobierno y oposición se plantearon la «superación» del desacato de la mayoría opositora en el Parlamento, declarado por el Tribunal Supremo de Justicia a raíz de la juramentación de tres diputados cuya elección fue suspendida por denuncias del chavismo de supuesto fraude.

Maduro llamó al Parlamento a «desincorporar» en la sesión del próximo martes a los tres asambleístas, todos del estado Amazonas (sur), y «cumplir» las sentencias del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

«Si el poder electoral dice: ‘el próximo domingo son las elecciones en Amazonas’, el próximo domingo vamos a elecciones», agregó.

Sobre la designación de rectores del CNE, Maduro abogó por hacerla «con respeto a la ley».

– Pide Obama derogar decreto-

Dado que al presidente Barack Obama le quedan dos meses en la Casa Blanca, Maduro anunció que le exigirá nuevamente derogar el decreto firmado por el gobierno de Estados Unidos (EEUU), que declara a Venezuela como una amenaza inusual y extraordinaria.

El mandatario reiterará la solicitud en una conversación que prevé sostener con el secretario de Estado de EEUU, John Kerry.

«Esperaré hasta el 20 de enero», dijo para referirse a la fecha de transmisión de mando a Donald Trump, electo presidente de Estados Unidos el 8 de noviembre.

Manifestó que en varias oportunidades ha enviado cartas al presidente saliente de EEUU y no ha recibido respuesta de ningún tipo. «Nosotros pudimos haber roto relaciones diplomáticas» pero «hemos tomado el camino del diálogo, del diálogo con todos».

«Presidente Barack Obama: usted se puede ganar la admiración y el respeto de Venezuela si tiene la valentía de firmar un decreto derogando aquel infame decreto que dice que nuestra patria amada es una amenaza para su país (…) ojalá tenga usted la grandeza para eso», señaló.