Maduro dice que no aceptará ni una sanción más de Estados Unidos

El presidente de la República, Nicolás Maduro, advirtó este viernes que su paciencia "está al límite con el imperalismo", refiriéndose así al tuit publicado más  temprano la portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Heather Nauert, quien hizo un llamado a las Fuerzas Armadas a respetar el estado de Derecho, con lo que serían levantadas las sanciones a funcionarios venezolanos.

Maduro dice que no aceptará ni una sanción más de Estados Unidos

Desde Miraflores, Maduro reaccionó así, tanto a las palabras de Neuert, como a las medidas tomadas por el Departamento del Tesoro contra cuatro nuevos funcionarios del Gobierno, entre ellos el gobernador del estado Aragua, Rodolfo Marco Torres.

A su juicio, son “espurias”  dichas medidas de Estados Unidos y calificó lo dicho por la funcionaria estadounidense como “repugnante” porque “están diciendo a la Fuerza Armada que los vamos a seguir sancionando a menos que los obedezcan. Obedezcan a Estados Unidos y levantamos las sanciones (…) Eso se acabó, compadre (…) No voy a aceptar una más de este gobierno agresor”.

Recalcó que su gobierno es de “tradición pacífica y pacifista” basada en una diplomacia, por lo que indicó que evita inmiscuirse en los asuntos internos de cualquier los país. En ese sentido, dijo que en Washington se instaló un gobierno que “agrede al mundo”.

“Le ordené al canciller Jorge Arreaza enviar una nota de protesta severa, contundente, en uso de los mecanismos democráticos”, en rechazo a tales declaraciones, afirmó y según su opinión, se quiere fomentar un golpe de Estado.

De igual forma “autorizó” a los efectivos castrenses a pronunciarse en torno a este tema.

Instalación de la Asamblea Nacional

Nicolás Maduro calificó de “espuria” la instalación del Poder Legislativo, que “lamentablemente, por el traspié de diciembre de 2015, miren lo que hemos tenido que aguantar: dos años de sabotaje, guarimbas” gracias a una “oferta engañosa” de la Mesa de la Unidad.

Criticó nuevamente las gestiones que llevaron a cabo los diputados Henry Ramos Allup y Julio Borges al frente del Parlamento. A este último lo amenazó otra vez con llevarlo ante la justicia al hacer un llamado a la Fiscalía y a los demás órganos encargados de aplicar justicia por los “daños” que le hizo al país en 2017.

Para Maduro, durante la sesión extraordinaria se evidenció “una guerra” entre los parlamentarios opositores por haber elegido a Omar Barboza como presidente del Parlamento, a quien calificó de “un dinosaurio de los dinosaurios de la cuarta República”.

“No se puede decir que sea presidente de la Asamblea Nacional. Representa la mayoría de la oposición en el Parlamento. En su discurso aceptó que estaban en desacato (…) Me dicen que viene con una idea de diálogo. Si es así, con las diferencias del caso, está bien, lo convoco a un diálogo donde usted quiera, cuando usted quiera. Estoy dispuesto a conversar con usted como jefe político parlamentario”, señaló.

Dijo “tener las pruebas” del por qué de la designación de Barboza y emplazó al líder de Un Nuevo Tiempo, Manuel Rosales, a develar las mismas. Aseguró que al excandidato presidencial lo llamaron y le dieron “una orden de la embajada gringa”.

Según el jefe de Estado, Barboza “reunía las condiciones. Un hombre muy dependiente de los gringos, ultra conservador” y que “trae muchas mañas de la cuarta República”.

Por otra parte, afirmó haber sido notificado por la Asamblea Nacional Constituyente de visitar el Palacio Federal Legislativo para poder presentar su memoria y cuenta de 2017.

Decisiones y emociones

El coach Ricardo Adrianza orienta sobre cómo sopesar todos los elementos para tomar la mejor decisión posible, en cualquier ámbito de la vida, y frente a este nuevo 2022