<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Magawa, la rata que ha ganado un premio por su labor como detectora de minas antipersona

Magawa ha detectado 39 minas antipersona y 38 artículos de artillería sin explotar en Camboya desde que fue entrenada para ello por la organización APOPO. Es la rata con más éxito de la organización y ha limpiado más de 141.000 metros cuadrados de terreno. 

Magawa, la rata que ha ganado un premio por su labor como detectora de minas antipersona

Una rata africana gigante ganó una medalla de oro por su «valentía para salvar vidas y su devoción al deber», por su labor en la detección de minas antipersona.

Magawa ha detectado 39 minas antipersona y 38 artículos de artillería sin explotar en Camboya desde que fue entrenada para ello por la organización APOPO. Es la rata con más éxito de la organización y ha limpiado más de 141.000 metros cuadrados de terreno. 

Magawa se convierte en la primera rata de esta organización en conseguir la medalla de oro de PDSA en 77 años de historia.

El director ejecutivo de APOPO, Christophe Cox, afirmó que «recibir esta medalla es un honor para nosotros». «Especialmente para nuestros entrenadores de animales, que se levantan cada mañana muy temprano para entrenarlos», añadió.

«Pero es también grande para la gente en Camboya y para toda la gente en el mundo que sufre por las minas antipersona. La medalla de oro de PDSA pone atención global al problema de las minas antipersona», agradeció Cox.

Las ratas son entrenadas para detectar un compuesto químico en los explosivos y requieren un año de entrenamiento antes de estar listas para trabajar. Habitualmente trabajan por la mañana y, cuando detectan una mina, rascan el suelo, lo que alerta a los humanos. Por su pequeño tamaño, supone un menor riesgo para ellas andar entre las minas.

Magawa, que ya está en edad de retirarse, puede buscar en un área del tamaño de una pista de tenis en 30 minutos, algo que llevaría a una persona con un detector de metales unos cuatro días.

En Camboya, se estima que entre cuatro y seis millones de minas antipersona se colocaron en el país entre 1975 y 1998, lo que ha causado más de 64.000 muertes, según ha explicado el director general de PDSA, Jan McLoughlin. «El trabajo de Magawa salva directamente y cambia la vida de hombres, mujeres y niños afectados por estas minas», acotó.