<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Martín Hahn, guionista de "Almas en pena": "La televisión abierta va a morir"

Dramaturgo y libretista de telenovelas como "Angélica Pecado", "La mujer de Judas" y "Estrambótica Anastasia", Martín Hahn se acaba de anotar otro éxito junto a RCTV: su seriado de terror "Almas en pena" entró a Amazon Prime y ya prepara su segunda temporada

Martín Hahn, guionista de "Almas en pena": "La televisión abierta va a morir"

“La televisión abierta va a morir debido a que las nuevas generaciones prefieren ver sus programas y series favoritas por el celular, por la computadora o por la tablet”, afirma Martín Hahn, reconocido guionista, dramaturgo y profesor venezolano, en referencia a la reciente innovación de RCTV: “En la televisión ahora la mayoría solo ven los partidos de fútbol, que prefieren disfrutarlos en pantalla grande”.

Radio Caracas Televisión es el tercer canal fundado en Venezuela y hasta 2007, el más antiguo tras la desaparición de sus antecesores. Luego de que la concesión le fuera anulada por el gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez, la compañía decidió regresar a los hogares venezolanos a través de la televisión por suscripción, adoptando el nombre de RCTV Internacional. No obstante, el 24 de enero de 2010 salió del aire por orden de CONATEL.

“RCTV es una tradición, forma parte de la cultura del venezolano”, enfatiza Hahn. Según él, el canal es una pieza fundamental del ser venezolano, puesto que muchos crecieron viendo programas reconocidos como «Radio Rochela» o «Mi gorda bella». A pesar de ello, el guionista admitió que “será más difícil imprimir la imagen en las nuevas generaciones, ya que se enfrenta a grandes competidores como Netflix; sería como poner a los jóvenes a escoger entre ‘Dark’ y ‘Purasangre’”.

Aun así, Radio Caracas Televisión regresó el 5 de julio, día de la Independencia Nacional, con una aplicación móvil disponible en App Store, Apple TV, Play Store, Roku y Fire TV. “Las personas menores de cuarenta y cinco años prefieren las plataformas, puesto que en ellas, pueden disfrutar de sus programas favoritos, en el horario que prefieran, y visualizar la cantidad de episodios que deseen”, explica Hahn. Por ello, sugiere que la televisión abierta será prontamente reemplazada por la retransmisión en directo, área en el cual RCTV ha innovado en Venezuela.

“En este momento la aplicación es gratuita y da acceso a todo lo que RCTV había hecho antes de que su señal fuera interrumpida”, comenta Hahn. “Otro punto a favor es que ya no necesitan de la concesión del Estado para llegar a los venezolanos”. La plataforma digital contiene gran parte de la programación que ofreció hace trece años, así como contenido nuevo y original. En ella se pueden ver emblemáticos programas, como «Radio Rochela», «Cristal», «Juana la virgen», «Abigail», «Mi gorda bella», «Purasangre», «La dama de rosa» y «La fiera».

RCTV actualmente es una productora independiente. Ya no funciona como un canal que debe producir una cierta programación para llenar una parrilla en el aire: “Ahora la compañía genera contenido para otras plataformas o para la aplicación que ahora poseen; de esta forma se sostiene en la Venezuela de hoy en día”, explica Hahn. “Si yo quiero grabar un producto audiovisual, puedo ir a Radio Caracas Televisión y ellos se encargan de alquilar todo el equipo que necesitaré para hacer mi película. Así fue cómo hicimos ‘Almas en pena’”. Esta es la última serie producida por RCTV, que puede ser vista tanto en Tubi TV como en la plataforma de Amazon Prime Video.

Asusta en el presente, tanto como en el pasado

En medio de la cuarentena, RCTV anunció que «Almas en pena», su última producción, puede ser vista en la plataforma de Amazon Prime Video o a través de su aplicación.

Almas en pena narra la historia de diez youtubers que intentan dar una explicación racional a los hechos que relatan algunas de las leyendas de espantos y aparecidos más conocidas en Latinoamérica, tales como La Sayona, La Llorona, El Silbón o La Planchada, entre otras. La serie se compone de trece capítulos escritos por Martín Hahn, guionista de telenovelas reconocidas como «Angélica Pecado», «Aunque me cueste la vida», «La mujer de Judas», «Estrambótica Anastasia» y «La viuda joven», entre otras.

La idea original de esta serie es de José Simón Escalona. Sin embargo, Escalona consideró que el mejor para desarrollarla sería Martín Hahn, cuyas obras se distinguían por tener pinceladas de novela gótica, misterio, suspenso y humor: “Mis grandes inspiraciones han sido siempre Agatha Christie y Alfred Hitchcock”.

Martín Hahn

Cuando Hahn leyó el proyecto por primera vez, la historia le pareció sumamente interesante aunque la perspectiva en la que se contaba no le atrajo demasiado. “Cuando lo leí, enseguida le dije que sí, que yo me enrolaba el proyecto, pero únicamente si se hacía de cierta manera”. Y así Hahn acabó escribiendo los guiones de la que se convertiría en la primera serie venezolana de terror en ser transmitida a escala internacional.

“Cuando comenzamos a investigar sobre las leyendas, nos dimos cuenta de que encontrar una verdad absoluta tras las apariciones iba a ser dificilísimo; ahí fue cuando se me ocurrió que podíamos relatar la incidencia de esa leyenda en la actualidad”. Hahn quería que quienes vieran su serie se espantaran, que pensaran, sin importar en qué lugar del mundo estuvieran, que la sayona podía aparecer en cualquier momento cerca de las casas: “Asusta en el presente, tanto como en el pasado; ese pasó a ser nuestro lema”.

Dentro y fuera de Venezuela

“La primera gran dificultad a la que nos enfrentamos cuando decidimos rodar una serie en Venezuela, fue conseguir el equipo”, explica Hahn.

Radio Caracas Televisión tenía como objetivo vender el seriado a Netflix o Amazon Prime, pero no resultaba sencillo dado los requerimientos técnicos que esas plataformas exigen: “Todo el equipo técnico debía cumplir con unos estándares internacionales que RCTV no poseía, pero que adquirió para hacer ‘Almas en pena’”.

Y luego había que encontrar al personal que supiera manejar dicho equipo, o al menos, estuviera dispuesto a aprender. “Muchos de nosotros éramos expertos en producir telenovelas, pero cuando nos propusimos hacer una serie, nos dimos cuenta de que no sabíamos”.

Así, el grupo tuvo que cambiar desde las técnicas de interpretación hasta el montaje del material en postproducción: “Era muy diferente a todo lo que habíamos hecho. En los primeros capítulos incluso puede verse que todavía no hay un dominio completo del tema”.

Durante el rodaje se presentaron algunos inconvenientes debido a sucesos imprevisibles, como por ejemplo, el apagón del año pasado.

“Por supuesto esto generó una problemática enorme, porque no había transporte, no había manera de que llegara la comida al canal y no había luz. Y en medio de ese calor no teníamos aire acondicionado”. Esto último afectó particularmente al rodaje de la serie: al sudar los actores, el maquillaje se derretía. “En definitiva, fue una pesadilla”.

José Simón Escalona y RCTV financiaron el proyecto, en vista de que ningún productor extranjero estaba dispuesto a apostar por un país con una crisis tan grande como la de Venezuela. “Con la mitad del presupuesto empleado para grabar un capítulo de ‘Dark’, nosotros rodamos una temporada de trece episodios”, explica Hahn con entusiasmo.

El esfuerzo dedicado por un equipo comprometido con la producción de «Almas en pena», se vio recompensado cuando una mañana Martín Hahn recibió una llamada informándole que la serie se estrenaría esa misma tarde en Amazon Prime.

“El departamento internacional de RCTV se encargó de venderla; yo casi había perdido la esperanza cuando en el lapso de una semana me llamaron para felicitarme porque mi serie iba a ser transmitida en Amazon Prime”, cuenta Hahn.

Debido al éxito de su primera temporada, «Almas en pena» se encuentra actualmente en la preproducción de la segunda. “Ya estoy trabajando sobre las líneas de lo que vendrá, de lo que podemos hacer y a dónde podríamos ir”, agrega Hahn. Aun así, el escritor señala que lo primero que hay que esperar es a que pase la cuarentena, por aquello de la distancia necesaria.

Cada 33 horas asesinan a una mujer en Venezuela

Los feminicidios han aumentado 120 % en 2020, debido a la pandemia y a la falta de acciones de un gobierno que, contradictoriamente, se autocalifica de "feminista". Ni siquiera ha hecho cumplir la sentencia internacional por el caso de Linda Loaiza, torturada en 2001 con aquiescencia del Estado

Gerentes chavistas de Pdvsa son torturados en el limbo de la “justicia revolucionaria”

Cerca de nueve meses han pasado desde la detención de Alfredo Chirinos y Aryenis Torrealba, el 28 de febrero de 2020, señalados por el Ministerio Público de estar incursos en los delitos de corrupción propia y divulgación de información estratégica. Sus familiares dijeron a El Estímulo que a partir de su detención, hace 262 días, tanto Alfredo como Aryenis han sido torturados por militares y el proceso judicial no avanza.

Acabar con la violencia de género es un compromiso de todos

Para el caso de Venezuela, el aumento de femicidios, el último eslabón en el ciclo de violencia contra la mujer, es una realidad dolorosa y una noticia demasiado frecuente en los medios. La labor de organizaciones y medios de comunicación es muy importante como mecanismo de denuncia. Se estima que entre enero y septiembre de 2020, fueron asesinadas 195 mujeres en el país, una media de cinco cada semana. Una sola víctima ya es demasiado.