<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Más de 3 mil niños con padecimientos cardiológicos no son atendidos

De nueve quirófanos que posee el hospital Dr. JM de los Ríos, ubicado en San Bernardino (Caracas), sólo funcionan dos. 40% del personal médico en diversas áreas ha renunciado, pues ganan menos de 500 bolívares diarios. No hay ambulancias para los niños hospitalizados. Las tuberías de aguas servidas están colapsadas y de los pedidos que se hacen a la farmacia para atender a cualquier paciente, por lo menos el 50% de lo requerido no está en existencia.

Más de 3 mil niños con padecimientos cardiológicos no son atendidos

Todas estas irregularidades fueron denunciadas este miércoles por voceros de la Sociedad Médica del referido centro de salud infantil, ante la Comisión de Desarrollo Integral de la Asamblea Nacional, como parte de una cruzada que están realizando los galenos en busca de soluciones y mejorar la calidad de la atención que reciben sus pequeños pacientes.

El médico Alejandro Ferrer, cirujano pediatra y presidente de la Sociedad Médica del hospital, explicó los tres puntos neurálgicos que desencadenan la crisis de servicio: infraestructura, recurso humano e insumos.

“El hospital es una estructura vieja  que ha sido sometida a remodelaciones, que en muchas ocasiones  no llegan a término nunca, lo que ha disminuido nuestra capacidad de servicio y áreas operativas, a pesar de la alta demanda. En cuanto a recurso humano hay una significativa ausencia de médicos especialistas por los bajos sueldos y el grave problema de insumos”.

Por su parte el presidente de la Sub Comisión de Salud de la Asamblea Nacional, José Manuel Olivares, señaló: “La situación que nos relatan y presenten con pruebas documentadas los médicos del hospital Dr. J.M. de los Ríos son francamente abrumadoras. Sólo dos quirófanos operativos de nueve en existencia, lo que deja sin oportunidad de atención a un número significativo de pacientes”.

El legislador añadió que existe un hacinamiento crítico así como la falta de insumos que afecta a todos los centros de salud.

Sobre el informe presentado por especialistas pediátricos venezolanos ante el Parlamento, Olivares destacó que “más de tres mil niños con padecimientos cardiológicos no están siendo atendidos”.

Aseguró que de acuerdo a las cifras que se manejan desde el Servicio de Cardiología del hospital Dr. J.M. de los Ríos, anualmente nacen en Venezuela unos seis mil niños con cardiopatías congénitas. 20% de ellos necesitan cirugías pero un alto porcentaje fallece antes de ser operado por falta de insumos. En el país un promedio de 3.600 niños necesitan cirugía o cateterismo intervencionista en el primer año de vida y no se están haciendo, por fallan en la capacidad operativa de los centros de salud del país.

“En el caso de JM de los Ríos por falta de quirófano y en el Hospital Cardiológico Infantil Latinoamericano, sólo está trabajando una cirujano especialista y la capacidad de atención disminuyó de 650 intervenciones a un máximo de 300 en un año” explicó el diputado de la MUD por el estado Vargas.