Medio chileno ofrece disculpas y asegura que entrevista hecha a Zapatero “nunca existió”

El periódico chileno La Tercera ha expresado de manera pública unas disculpas por haber publicado una entrevista "que nunca existió" al ex Presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero bajo el título “En Venezuela el diálogo ha existido, existe y existirá".

Medio chileno ofrece disculpas y asegura que entrevista hecha a Zapatero “nunca existió”

“Una entrevista publicada el lunes 24 de julio en La Tercera no era una entrevista. Este diario publicó ese día una conversación entre la chilena Ximena Marín Lezaeta y el ex Presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero. Bajo el título “En Venezuela el diálogo ha existido, existe y existirá”, el ex jefe de gobierno se explayaba en su misión como mediador en el conflicto que sufre ese país. Su contenido fue replicado por agencias internacionales el mismo día en que Zapatero estaba en Venezuela. Sin embargo, la entrevista publicada nunca se realizó”, escribe La Tercera en el comunicado.
Asimismo asegura que todos los trabajos hechos por Marín Lezaeta serán retirados del periódico por “irregularidades en el correcto ejercicio de la profesión”. La Tercera asegura que la reportera chilena radicada en España envió diversas colaboraciones desde hace más de un año. La última fue esa supuesta entrevista hecha a Zapatero.
El medio señala que “alertados sobre la entrevista inexistente por el jefe de gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero, José Miguel Vidal, el subeditor de Mundo de La Tercera, Pedro Schwarze, contactó la noche del lunes a Ximena Marín, quien aseguró que la entrevista se había realizado. Schwarze le pidió los audios como respaldo y Marín prometió buscarlos, los que hasta ahora no han llegado”.
Zapatero insiste en que no concedió sus declaraciones a Marín. La Tercera también cuenta que el texto que se publicó el pasado lunes fue enviado el jueves 20 de julio por Ximena Marín, con el siguiente mensaje: “Costó conseguirla, porque R. Zapatero desea estar en silencio, debe tener mucha cautela, porque la situación está compleja”, aludiendo a su misión en Venezuela. Zapatero ha fungido como mediador entre el Gobierno y la oposición en un diálogo que, hasta ahora, ha fracasado. También participó en el proceso de la medida concedida el 8 de julio al líder opositor preso, Leopoldo López de casa por cárcel.
El contenido de la presunta entrevista enviada por Marín, no obstante, resultó ser una réplica casi exacta de una concedida por Rodríguez Zapatero a la revista española Cambio 16, publicada en mayo. Así lo ratificó ayer la oficina del ex jefe de gobierno español en una declaración en la que negó haber hablado con Marín: “Esa entrevista no se ha producido, ni presencialmente ni por ningún otro medio”, insiste el parte publicado por La Tercera.
El periódico también en el comunicado señala que la periodista, quien se presenta como licenciada en comunicaciones de la Universidad Complutense (Madrid), fue a las oficinas de Rodríguez Zapatero en España. “Su asesor, José Miguel Vidal, comentó desde Madrid que Marín explicó a una secretaria que, en un desayuno realizado hace semanas, consultó a Rodríguez Zapatero si sus declaraciones “las podía ‘formatear como si fuesen una entrevista’”. Ximena Marín aseguró que Zapatero la autorizó. “Zapatero no la conoce ni haría eso, que es francamente irregular”, comentó Vidal por correo”.
La Tercera también detectó irregularidades de este tipo en otros trabajos hechos por Marín como una supuesta entrevista hecha al ex Presidente colombiano Álvaro Uribe, publicada el 26 de junio, que también coincidía con un reporte anterior de Cambio 16.
No es la primera vez que un hecho de este tipo sucede en el mundo del periodismo.
Hay otros casos como el de Jayson Blair quien a sus 27 años empezó a escribir historias y entrevistas que nunca hizo. Según lo reseña el portal clasesdeperiodismo.com, fue expulsado de The New York Times que tras el escándalo, lanzó un artículo en su primera plana que decía: “La extensa fabricación y plagio representa una traición profunda a la confianza y es un punto bajo en los 152 años de historia del periódico”.
Asimismo, Marie-Louise Gumuchian, exeditora de CNN, cometió un plagio y el impacto fue internacional. Ocurrió en mayo de 2013 cuando redactó despachos de África y Medio Oriente, pero estaba en su oficina de Londres.
“La credibilidad, la integridad y el compromiso de dar el crédito correspondiente son algunos de los principios del periodismo que respetamos, y lamentamos haber publicado material que no refleja nuestros estándares esenciales”, explicó CNN en ese momento.
En seis meses de trabajo en la cadena internacional se le hallaron aproximadamente 50 artículos plagiados, cuenta el mismo portal que enseña ética profesional a comunicadores sociales.
Otro caso fue el de Sari Horwitz, ganadora de varios premios Pulitzer, sin embargo, The Washington Post, “decidió suspenderla tras encontrar plagio en dos de sus artículos”.
“Los textos copiados -pertenecían al diario Arizona Republic. Trataban sobre la investigación y proceso legal contra Jared Lee Loughner. El contenido fue publicado en la página web del Washington Post el 4 y 10 de marzo del 2011, y un día después en el diario impreso”.
Poco después, el director del Arizona Republic, se percató de las similitudes y avisó al director del Washington  Post. Al siguiente día, The Washington Post ofreció una disculpa a sus lectores y aseguró no encontrar otro plagio en los artículos de la periodista.]]>

Oposición a Maduro es asunto de Estado en Colombia, nada personal, según Iván Duque

El presidente colombiano, Iván Duque, se mostró este viernes escéptico respecto a las negociaciones que se están desarrollando en México sobre Venezuela. Pese a valorar el "esfuerzo realizado por parte del Gobierno interino en sentarse con la dictadura", el único resultado válido sería la convocatoria "cuanto antes" de elecciones presidenciales "libres y trasparentes", dijo.