Mesa de la Unidad vuelve a reinventarse con Ramón Guillermo Aveledo a la cabeza

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) vuelve a reestructurarse por segunda vez en casi dos años, pero en esta oportunidad aseguran que superaron las "visiones contradictorias y las diferencias" y ya están en sintonía con un "planteamiento estratégico para producir un cambio en el país".

Mesa de la Unidad vuelve a reinventarse con Ramón Guillermo Aveledo a la cabeza

Parte de esta reestructuración -en la que entraría Ramón Guillermo Aveledo como una figura que permita «conciliar» posiciones- consiste en la creación de una Junta de conducción conformada por el denominado G6 (Primero Justicia, Acción Democrática, Voluntad Popular, Un Nuevo Tiempo, La Causa R y Movimiento Progresista de Venezuela) más un representante de los quince partidos minoritarios.
Estos planteamientos fueron realizados por el diputado a la Asamblea Nacional, Simón Calzadilla, quien destacó que Aveledo ha venido actuando en el «trabajo discreto para superar las diferencias y corregir los errores». Agregó que las coordinaciones políticas y logísticas se mantendrán.
 
Asimismo, indicó que se conformarán nueve grupos de trabajo en diferentes áreas para «generar respuestas» a la sociedad y ofrecer ruedas de prensa cada miércoles, aunque dejaron claro que serán «muy prudentes» con los anuncios porque «estamos frente a unos monstruos».
Del mismo modo aprovechó de rechazar la detención de 70 presos políticos militares y lo que consideran la intervención del G2 cubano en los asuntos del país.»La única salida es elecciones libres», manifestó.
Para Calzadilla, estamos «a un paso de que el Tribunal de La Haya se ocupe de lo que ha hecho el gobierno».
La MUD también insiste en que el Consejo Nacional Electoral reconoció el pago de bonos por votos, «violando las leyes» con lo cual siguen sin reconocer el proceso del 20 de mayo.
En cuanto a Henri Falcón, Calzadilla subrayó que lo «ideal» sería la unión de posiciones porque «los haría más fuertes». Sin embargo, aclara que no han recibido «invitación» por parte de Falcón y también dejó claro que «las oposiciones no nacen de la mano de los gobiernos».
La MUD reconoce que el hecho de que el ahora ex candidato participara en los comicios presidenciales y a juicio de Calzadilla «es algo positivo porque se demostró el fraude. Que lo haga, que lo lleve adelante». A pesar de esto, los opositores condicionan su participación a «dejar sin efecto lo que ocurrió el 20 de mayo».
Desde la alianza sostiene que ya estarían listos para «una etapa de gobierno de unidad nacional más eficiente, más democrática».]]>