Militares niegan que trafiquen armas a presos en Venezuela

El presidente de la Compañía Anónima Venezolana de Industrias Militares (Cavim), Santiago Sandoval, aseguró que las armas de guerra que reclusos venezolanos exhiben en videos divulgados por las redes sociales no se filtran desde unidades militares, como afirman opositores y ONG.

Militares niegan que trafiquen armas a presos en Venezuela

Durante un recorrido por unidades productivas en Fuerte Tiuna, principal complejo militar del país, Sandoval aclaró que “cualquier sustracción de armas en las unidades, en caso de que la hubiese, conlleva una investigación interna”.

“De ninguna manera es producto de ninguna distribución por parte de la Fuerza Armada”, declaró a la AFP el general de división que dirige la industria militar encargada de producir municiones y armas en Venezuela.

A finales de enero circularon videos por Twitter que mostraban a presos de una cárcel de la isla venezolana de Margarita cuando disparaban ráfagas de fusiles en “homenaje” a un exconvicto que fue asesinado y llevado a la prisión para su velatorio.

Los videos también muestran a unos 15 miembros de la militarizada Guardia Nacional apostados frente al penal, que reaccionan inicialmente con sorpresa y luego permanecen pasivos ante el estruendo de las balas.

La ministra de Asuntos Penitenciarios, Iris Varela, afirmó entonces que “mafias compuestas por funcionarios” introducen armamento en las cárceles.

Días atrás, la explosión de dos granadas en una prisión de Maracay dejó un muerto y 20 heridos.

El hecho provocó fuertes críticas de la oposición mayoritaria en la Asamblea Nacional, que pidió explicaciones al gobierno sobre por qué están en poder de criminales armas que son de uso exclusivo de la Fuerza Armada.

“El gobierno venezolano ha sido permisivo con la delincuencia. Es una permisividad que nace desde la impunidad que genera el sistema de justicia”, denuncia Luis Cedeño, director de las organizaciones no gubernamentales Paz Activa y Observatorio de Delito Organizado.

Paz Activa calcula que en al menos diez de 23 estados de Venezuela operan “megabandas”, es decir, “organizaciones con más de 60 miembros y que entre sus arsenales cuentan con fusiles AK47, AR15 y explosivos”.

La ONG sostiene que estos grupos se dedican al tráfico de drogas, secuestro, extorsión, contrabando y blanqueo de capitales.

Entre junio y diciembre de 2015 se registraron al menos nueve ataques con granadas contra sedes de la Guardia Nacional y comisarías policiales en Caracas y otras áreas del país, que dejaron un muerto y varios heridos de gravedad.

Una compañía de capital paraguayo conspira para quedarse con Monómeros

La situación con la estatal Monómeros Colombo Venezolanos va más allá de acusaciones cruzadas y sospechas: el diario El Espectador plantea que hay un entramado para despojar al país de la propiedad de la empresa que comercializa más de 40% de los fertilizantes en Colombia. Aquí las claves que ayudan a entender un poco un escenario complejo y que todavía tiene muchas zonas oscuras y preguntas que ameritan ser respondidas