Ministro de Maduro trata de defender realización de la Serie del Caribe en Lara

Las autoridades venezolanas afirmaron el sábado que están garantizadas la seguridad y la logística para todos los equipos participantes de la próxima Serie del Caribe en Venezuela, pese a la profunda crisis política, económica y social por que atraviesa el país.

Ministro de Maduro trata de defender realización de la Serie del Caribe en Lara

El ministro de Juventud y el Deporte, Pedro Infante, señaló que la Serie del Caribe se puede realizar sin ningún inconveniente, y reiteró que, de momento, la ciudad occidental de Barquisimeto se mantiene como su sede.
Infante se pronunció en una rueda de prensa, acompañado del presidente de la Liga Venezolana de Béisbol, Juan José Ávila, y Humberto Oropeza, líder del comité organizador del torneo y presidente ejecutivo de los Cardenales de Lara. Infante invitó a cualquier representante de las distintas ligas del Caribe y las Grandes Ligas que quieren “dar una vuelta” por Barquisimeto para constatar que las condiciones están garantizadas.
La reacción del ministro fue en respuesta a que MLB recomendó en los términos más enérgicos que los jugadores y demás personal de los clubes no viajen a Venezuela para el campeonato regional, a disputarse entre el 2 y 9 de febrero.
Se espera una comunicación de la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe en las próximas horas. Aunque el periodista de ESPN Enrique Rojas ha señalado que la Serie del Caribe no se realizará en Venezuela y lo más probable es que se lleve a cabo en México, único destino con capacidad para hacerla con tan poca antelación.

 

Bajo amenaza

Además de la circunstancias de crisis que ponen en jaque la realización de la Serie del Caribe también se ha señalado que los peloteros y la directiva fueron obligados a jugar incluso bajo presión de cárcel.

Posteriormente los importados y otras figuras del equipo melenudo prefirieron abandonar el país, en repudio y rechazo a los hechos de violencia y represión y a lo propuesto por la liga y otras autoridades deportivas.

Tras la salida de los jugadores del equipo capitalino, la escuadra quedó mermada y la final contra los Cardenales perdió lustre bajo los hechos de violencia y ambiente de represión con el que se pretendió seguir el evento final de la pelota venezolana.
La Serie del Caribe reúne a los cinco campeones del béisbol invernal de México, Puerto Rico, República Dominicana, Cuba y Venezuela.

Sensación de normalidad

Desde las autoridades deportivas como el ministerio del Deporte y la Liga de Beisbol Profesional Venezolano se ha buscado dar una sensación de normalidad a una final que no escapa de la situación atípica del país. El último intento de mostrar algo de calma fue el del titular de la cartera de Deporte Pedro Infante para convencer a la Federación del Caribe y de Major League Baseball de que la serie debía ser realizada en Barquisimeto.
“Aquí hubo un juego de Copa Libertadores” —de fútbol, el 23 de enero entre el local Deportivo La Guaira y el Real Garcilaso de Perú—, llevamos a cabo la Vuelta Ciclística a Táchira con equipos extranjeros y no ha sucedido nada, recordó Infante.
“Ese es el mensaje que le queremos dar a la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe”, dijo.
El comisionado de la confederación, Juan Francisco Puello, ha dicho que todas las posibilidades se están explorando y agotando para poder realizar el torneo en Barquisimeto.
Barquisimeto iba a ser anfitriona del torneo en 2018, pero la confederación le arrebató la sede por la anterior agitación política en Venezuela y la reprogramó para este año. Las dos ediciones previas se han disputado en las ciudades mexicanas de Culiacán y Guadalajara.
 ]]>