Muere Eleazar Díaz Rangel, director de Últimas Noticias

El periodista Eleazar Díaz Rangel, reconocido periodista e intelectual izquierdista con décadas de carrera, falleció en la mañana de este miércoles 24 de abril en el Hospital Militar de Caracas, informaron sus allegados.

Muere Eleazar Díaz Rangel, director de Últimas Noticias

Díaz Rangel llevaba mucho tiempo luchando contra un cáncer, pero en los últimos 20 días su cuadro de salud se había complicado y estaba bajo respiración asistida en las últimas horas, hasta que esta mañana falleció después de una falla múltiple de órganos, según la información.

En las últimas etapas de su vida fue más bien conocido entre el gran público por su fuerte vinculación con el chavismo y como operador político del régimen desde el frente de la comunicación social y la propaganda. Pero fue director del diario Últimas Noticias desde el 2001, primero durante la gestión de la Cadena Capriles y luego, cuando el grupo editorial fue adquirido en 2013 por el gobierno de Nicolás Maduro para silenciar una gestión periodística que era de vanguardia en América Latina.

Asimismo, fue jefe de la Oficina Central de Información durante el gobierno pre chavista de Rafael Caldera, período en el que también figuró como presidente de Venezolana de Televisión.

Además, fue profesor universitario a lo largo de varias generaciones, autor de libros especializados en periodismo y director de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Central de Venezuela (UCV) a finales de los años 80. En esos años, sus alumnos y amigos ya solían referirse a él como el “Dorian Grey” por su capacidad de sobrellevar incólume los años y permanecer “igualito”.

Nacido en 1932 en Sabaneta, estado Barinas, también fue  un reconocido activista y defensor de los derechos gremiales y sindicales, en el Colegio Nacional de Periodistas y en el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), principalmente en los efervescentes años 60 y 70.

Pero, según denuncias públicas de sus propios colegas, en sus últimos años aplicaría la censura a periodistas y reporteros gráficos, en especial durante las coberturas de las fuertes protestas callejeras contra el régimen chavista, y que fueron especialmente intensas entre 2014 y 2017.

Estuvo entre los fundadores del partido Movimiento Al Socialismo (MAS), hasta marcar diferencia con otros referentes de la antigua izquierda contestataria venezolana y abrazar la causa militar chavista.

El “Profe” fue director de Últimas Noticias cuando este rotativo fue el diario de mayor circulación en Venezuela, a finales de la década pasada. Su dirección coincidió con un proceso de modernización digital de todo el grupo de medios Cadena Capriles, encabezado por el editor y hombre de negocios Miguel Angel Capriles y liderado por la periodista y gerente de medios Nathalie Alvaray, junto con un equipo de asesores internacionales y nacionales, que además contó con la decidida participación de comunicadores de la Casa y otros llegados desde otros medios.

Eventualmente, el exitoso diario así como toda la Cadena Capriles, fue comprado en 2013 por Nicolás Maduro a través de operadores financieros, entre ellos el banquero Víctor Vargas.

Díaz Rangel, mientras luchaba contra el cáncer, permaneció al frente de Últimas Noticias, el cual fue convertido en un panfleto al servicio de la propaganda del régimen de Maduro y el chavismo.

Sus portadas, con información parcializada, medias verdades y mentiras olímpicas, abogaban por el sistema político chavista, contribuyendo a crear un “realidad” paralela y ficticia.

Esa corriente pretendía negar la situación padecida por millones de venezolanos, inclusive por los habitantes de las barriadas populares y por la clase trabajadora donde “el diario del pueblo” había cultivado durante décadas a la mejor parte de sus audiencias.

Eventualmente “la Noticia” también quebró, como el resto de los medios tradicionales venezolanos, y hoy solo queda un folleto de unas cuantas páginas, con una distribución muy reducida, limitada a zonas de la Gran Caracas, que compite con otros medios chavistas en sus esfuerzos por presentar una realidad manipulada.