<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Muere venezolano en Madrid a causa del coronavirus

Se trata de un hombre de 90 años natural del estado Zulia, que permanecía recluido en un centro asistencial de la capital española junto a su hijo, también infectado

Un hombre de 90 años con residencia en Madrid es reportado como el primer venezolano que fallece a causa del coronavirus. Así lo informó el periodista David Placer a través de sus redes sociales.

La fuente informó en su cuenta de Instagram que el hombre, nativo del estado Zulia, estaba internado junto a su hijo, quien también está infectado, y otros miembros de la familia. En el video también aparece la nuera del hombre, quien solicita ayuda para cubrir los gastos de la sepultura.

La mujer explica que, a la fecha, el cuerpo sigue en el hospital debido a que no cuentan con los medios para retirarlo. Menciona que una fundación les donó el nicho donde guardar las cenizas, pero que siguen recaudando el dinero para cremar los restos.

Una de sus preocupaciones, asegura, es no poder retirar el cuerpo antes de que el hospital empiece a presionar a la familia. En Madrid, la emergencia por el coronavirus se ha agravado de manera crítica, y la falta de espacio es una de los mayores retos del sistema sanitario.

Coronavirus en España

Madrid sigue siendo la región más afectada de España, con 43% de los contagios y 72% de los fallecimientos. El responsable de emergencias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, precisó que la alerta máxima se mantendrá «como mínimo, hasta dentro de 10 u 11 días, y no sabemos si va a durar más».

Segundo país europeo y cuarto del mundo con más contagios (15.014 positivos y 640 muertes), España entró el sábado en estado de alarma y decretó el confinamiento casi total de la población, que solo puede salir de casa para trabajar o para necesidades básicas, como comprar comida o medicamentos.

España dispone de un avanzado sistema de sanidad pública, pero esta epidemia parece a punto de desbordar la capacidad de atención.

Casi la mitad de los casos requirieron hospitalización y actualmente 5% de los infectados está en unidades de cuidados intensivos.

Del total de contagiados, hay unos 455 sanitarios (no revisten mayor gravedad). La mayoría «tienen un cuadro muy benigno», pero lógicamente «hay que apartarlos», lo que genera «sobrecarga en los hospitales más afectados», dijo Simón.