Mueren niños afganos que comieron hongos venenosos en Polonia

Su familia fue evacuada porque el padre, contador, había trabajado durante años para el gobierno británico. Los pequeños se intoxicaron cerca del centro de acogida en la ciudad de Podkowa Lesna

Mueren niños afganos que comieron hongos venenosos en Polonia

Dos niños afganos evacuados a Polonia fallecieron por ingerir hongos tóxicos que recogieron en el bosque cercano a su centro de acogida.

La familia entera salió a buscar alimentos en la zona verde. Todos sufrieron consecuencias, pero los más afectados fueron los hermanitos, de 6 y 5 años.

Para salvarlos, pedían con urgencia donantes de hígado.

«Hemos constatado la muerte de los niños», declaró el director del hospital pediátrico CZD en Varsovia en un comunicado lacónico.

Las posibilidades de supervivencia del niño de seis años eran bajas a pesar de un trasplante de hígado.

Su hermano menor, de cinco años, murió el jueves por la mañana a causa de las toxinas de la almendra falloide.

Los niños habían llegado a Polonia con sus familias el 23 de agosto. Permanecían en cuarentena en un centro para migrantes de la ciudad de Podkowa Lesna, cerca de Varsovia.

Los dos muchachos y su hermana de 17 años habían sido hospitalizados los días 26 y 27 de agosto. La joven fue posteriormente dada de alta del hospital.

Según el sitio de noticias OKO.press, el padre de los niños, un contador, trabajó durante varios años para el ejército británico y la familia fue evacuada por el ejército polaco a petición de Gran Bretaña.