Muertes en geriátricos de Madrid podrían quintuplicar la cifra oficial

España es el segundo país con más muertes por coronavirus en el mundo, con 14.555 decesos registrados hasta este miércoles. Hoy el gobierno afirma que a más de 3.000 personas que fallecieron en geriátricos de Madrid tenían síntomas del virus y no se les presentó el test

Muertes en geriátricos de Madrid podrían quintuplicar la cifra oficial

La cifra de muertes por el coronavirus registradas en las residencias de ancianos de Madrid podría ser cinco veces más alta a la oficial, con casi 3.500 víctimas a las que no se practicó prueba, reconocieron este miércoles las autoridades.

En una rueda de prensa, el portavoz de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, explicó que del 8 de marzo al 8 de abril fallecieron 4.750 de las alrededor de 50.000 personas residentes en los geriátricos de la región, la más afectada por la epidemia en España.

De ellos, “781 son casos de fallecimientos confirmados por Covid”, dijo.

Agregó que 3.479 personas que murieron tenían síntomas del coronavirus pero no se les confirmó mediante el test.

“Las cifras son mucho más altas que en un mes ordinario”, reconoció el portavoz del ejecutivo regional.

Mientras, en España crecen las dudas sobre si la cifra de fallecidos por la epidemia está subestimada.

España azotada por la pandemia

Se trata del segundo país con más muertes por coronavirus en el mundo, con 14.555 decesos registrados hasta este miércoles.

Sin embargo, el balance podría ser superior porque solo se contabilizaron los difuntos con diagnóstico oficial de coronavirus.

Eso deja afuera a muchos fallecidos con síntomas de Covid-19 a quienes, por escasez de tests, no se les practicó la prueba.

Según las cifras ofrecidas por distintas regiones, parte importante de estos decesos no contabilizados podrían proceder de geriátricos.

La alta mortalidad en las residencias de ancianos causó conmoción en el país.

Numerosas noticias sobre centros donde decenas de personas murieron que incluso son foco de investigaciones judiciales.

El ministerio de Defensa envió unidades del ejército a desinfectar cientos de geriátricos y, según la ministra Margarita Robles, encontraron “ancianos absolutamente abandonados, cuando no muertos en sus camas” en algunos de estos centros.