<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Mujer diagnosticada en el Clínico con Covid-19 está de reposo y aislada

La Ciudad Universitaria de Caracas albergó el primer caso del coronavirus Covid-19, que brotó en Wuhan, China, y ahora azota a buena parte de Europa y América. Apenas ayer Nicolás Maduro se pronunció sobre la pandemia, explicando que el país debe estar atento a cualquier situación

Mujer diagnosticada en el Clínico con Covid-19 está de reposo y aislada

Un profesional de la salud del Hospital Clínico Universitario (HCU) hizo un anuncio en una de las salas de hospitalización ayer. Desde ese momento, todos los presentes quedaron alerta.

“Señores pacientes y familiares: les agradecemos no estar deambulando por los pasillos de este hospital, ya que se ha confirmado un caso de coronavirus. Al personal de médico, enfermeros, se les agradece tomar las medidas de prevención necesarias”.

María (nombre ficticio) se encuentra desde hace varios días cuidando a su padre que está allí hospitalizado. “Cuando escuche la noticia, sentí como si una corriente  me atravesara la columna. El coronavirus llegó a Venezuela, y está aquí en el mismo hospital, en donde mi papá está  recluido”, pensó.

Recordó que una de las primeras recomendaciones es lavarse las manos continuamente, “pero en este hospital no hay agua constante. Los familiares tenemos que estar atentos a estar llenando cuanta botella y pote encontremos, para asegurar el aseo de los pacientes y ayudar con la limpieza de los baños. Me preocupa la situación, pues mi papá es una persona de la tercera edad, enferma, y esas son las personas más susceptibles a esa enfermedad”, señala María.

Esperando instrucciones

En los pasillos, los otros pacientes hospitalizados o que acudían a la consulta, así como las enfermeras, personal administrativo y de limpieza, esperan les informaran sobre la situación.

“No informaron que el director del hospital se encuentra reunido con los médicos jefes de los distintos servicios y los representantes de la Organización Mundial de la salud, OMS, para activar los protocolos contra el coronavirus. En el hospital no han iniciado la entrega de equipos para la prevención, como son las mascarillas”, dijo una de las enfermeras.

Los pacientes que esperaban consulta, ante los rumores que circulaban por los pasillos, se tapaban la boca con servilletas, suéteres y pañuelos. “Ojalá me atiendan rápido, me da miedo estar en este hospital”, dijo una señora que esperaba atención en el servicio de cardiología.

En las instalaciones donde funciona el banco de sangre, se podía  leer un cartel en la puerta: “No hay guantes en el hospital, en la dirección ya saben de la novedad”, escrito que llamaba la atención de trabajadores y pacientes. “Santo Dios, agárranos confesados”, dijo una de las enfermeras que venía a entregar una historia en esa oficina.

En las primeras horas de la mañana, eran pocos los trabajadores del hospital que portaban guantes y mascarillas. “Esta mascarilla la traje de mi casa. Aquí en el hospital no han dado nada”, afirmó uno de los trabajadores del hospital.

Una de las enfermeras (que pidió mantener su nombre en resguardo) señaló que “es verdad. En el hospital recibimos una paciente mujer, que dio positivo en las pruebas de coronavirus. Pero no la dejaron aquí hospitalizada, le mandaron a estar de reposo y aislada, cumpliendo tratamiento y que siguiera el protocolo, para evitar más contagios. La verdad es que los trabajadores nos llenamos de terror, pues no contamos con todos los requerimientos para atender a las personas afectadas por la pandemia”.

Del Clínico a Coche

Algunos pacientes criticaron que, además de que no hay agua ni insumos para atender los casos de Covid-19, el hospital sufre de otras carencias.

“Tampoco hay comida para los pacientes, no hay reactivos para hacernos los exámenes de laboratorio, lo que hay son muchas carencias”,  dijo uno de los hospitalizados.

Tanto al Clínico como al hospital Leopoldo Manrique Terrero, conocido como el Periférico de Coche, los designaron centros centinela para atender pacientes con Covid-19.

Luego de permanecer en el hospital Clínico, nos trasladamos al Hospital de Coche, centro de salud que encontramos cerrado.

“Eso es mentira que este hospital esté funcionando. Todavía está en remodelación. Solo si trabajan rápido podría abrir sus puertas en dos o tres meses. Le recomendamos a las personas que requieren de alguna consulta que busquen otro hospital, no vengan a perder su tiempo al Hospital Periférico de Coche, aquí solo hay obreros trabajando”, aseguró uno de los trabajadores del centro asistencial.