Mujeres de Ureña cruzan la frontera cerrada por militares

Hastiadas por pasar horas de cola y necesitadas de alimentos, centenares de mujeres cruzaron este sábado la frontera a Colombia, cerrada por órdenes del presidente Nicolás Maduro contra supuestas "mafias" de billetes de bolívares.

Mujeres de Ureña cruzan la frontera cerrada por militares

Unas 400 personas, entre ellas mujeres vestidas de blanco, cruzaron la frontera desde la localidad de Ureña en el estado Táchira (suroeste), forzando la barrera de seguridad ante la mirada impasible de Guardias Nacionales, dijeron testigos en el lugar.

Las mujeres se habían concentrado desde temprano en el lado venezolano del puente binacional Francisco de Paula Santander con la intención de comprar comida, que está escasa en Venezuela.

Según testigos, la presión de las mujeres por cruzar al otro lado de la frontera obligó a los militares a levantar el cierre, ordenado esta semana por Maduro para «defender» a la moneda y frenar a mafias que utilizan el papel moneda para desestabilizar a su gobierno.

El cruce se hizo en calma y sin alteraciones del orden público.

Maduro extendió el jueves por 72 horas el cierre de las fronteras con Colombia y Brasil, en una medida que empezó el lunes para que no entraran al país los billetes que, según denuncia, estaban acaparados en el exterior.

El bloqueo fronterizo afectó a cientos de personas que quedaron retenidas en ambos lados de la frontera, con enormes fajos de billetes venezolanos que ya no tienen validez.

«Estamos sufriendo, estamos aguantando hambre, no tenemos medicinas, no tenemos nada, nada, nada. Y ahorita, con eso de la plata (dinero), ni comida podemos comprar», se lamentaba Carmen Rodríguez, refiriéndose al retiro intempestivo del billete de 100 bolívares, que todavía no cuenta con un sustituto en las calles.

Alberto Pinto, un colombino nacionalizado en Venezuela y denunció a El Estímulo que “Guardias Nacionales, apostados en la aduana principal de San Antonio me exigieron renunciar a mi nacionalidad y firmar una planilla en donde señala el abandono voluntario del país”.

Blanca Rivera, de unos 30 años, quería ir a Cúcuta a disfrutar de la Navidad con su familia y rogaba que la dejaran pasar.

«¡No nos dejen aquí, por favor! (…) Tenemos hambre, no hemos ido al baño, no nos hemos bañado. ¡Por favor, por favor!», pidió.

La frontera con Colombia ya estuvo cerrada entre agosto de 2015 y agosto de 2016, como reacción a un ataque de supuestos paramilitares contra una patrulla militar venezolana.

Con información de AFP

La pandemia, los niños y tú: consejos para no perder la cabeza

Sin previo aviso, los niños han tenido que quedarse en casa y más aun en los países de América Latina donde el proceso de vacunación contra la covid-19 es incipiente. Los cambios siguen siendo muchos, el miedo, el estrés y la ansiedad han pasado de ser una respuesta natural del cuerpo a representar un verdadero problema de salud para niños y jóvenes