Mutko deja de presidir el Comité de Organización del Mundial 2018

El viceprimer ministro ruso responsable también de Deportes, Vitali Mutko, anunció este miércoles que abandona la presidencia del Comité de Organización del Mundial de Rusia-2018, dos días después de haber decidido suspender temporalmente, durante unos seis meses, su labor como presidente de la Federación Rusa de Fútbol.

Mutko deja de presidir el Comité de Organización del Mundial 2018

Mutko ha tomado estas decisiones para centrarse en su defensa contra la exclusión de por vida de los Juegos Olímpicos que fue dictada contra él a principios de diciembre, debido a su papel en el escándalo de dopaje institucionalizado que sacude Rusia en los últimos años. El político confirmó que recurrió esa exclusión ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS).
Citado por las agencias de prensa rusas, Mutko señaló que el actual director general Alexei “Sorokin será el presidente del Comité de Organización de Rusia-2018”. Faltan menos de seis meses para el torneo, que se disputa entre 14 de junio y el 15 de julio de 2018.
Al contrario que Mutko, conocido por sus declaraciones llamativas y su peculiar acento en inglés, Sorokin, de 45 años, es una figura más discreta y cuyo trabajo ha convencido hasta el momento.
“A partir de ahora la FIFA trabajará con Sorokin”, sentenció el viceprimer ministro, dando el testigo de manera simbólica.
 
Sorokin es una opción que tranquiliza a la FIFA, aliviada de ver cómo el Mundial-2018 va bien en sus preparativos, después de los sobresaltos vividos durante la cuenta atrás para la cita de Brasil-2014, donde el caos y las urgencias protagonizaron los meses previos al evento.
En septiembre, Sorokin ocupó el asiento del Consejo de la FIFA dejado libre por Mutko, permitiendo así a Rusia conservar un lugar que ocupa desde 1972.
“Todavía queda mucho trabajo, pero estoy totalmente convencido de que todo estará listo a tiempo”, añadió Mutko, que precisó que ahora se va a “concentrar en el trabajo en el seno del gobierno”.
 
En una breve declaración, la FIFA tomó nota de la decisión y “agradeció al señor Mutko su inestimable contribución a la preparación” del Mundial.

‘Señor Deporte’

Vitali Mutko, el ‘Señor Deporte’ de Rusia en la última década, fue excluido de por vida de los Juegos Olímpicos el pasado 5 de diciembre por el Comité Olímpico Internacional (COI), por su presunta implicación en el escándalo de dopaje que sacude su país.
Según las conclusiones del COI y de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), el papel de Mutko, que fue jefe de los organizadores de los Juegos Olímpicos de invierno de Sochi-2014, fue clave en ese sistema como ministro de Deportes.
“Nunca hubo apoyo del Estado al dopaje en Rusia”, insistió el lunes Mutko, rechazando una vez más las acusaciones contra él.
Mutko, que acaba de cumplir 59 años, fue ministro ruso de Deportes de 2008 a octubre de 2016, cuando fue ascendido por el presidente Vladimir Putin al cargo de viceprimer ministro responsable de Deportes. En el ‘informe McLaren’ de la AMA fue señalado por once casos de dopaje disimulados por las autoridades rusas entre 2012 y 2015, referentes a futbolistas.
Rusia está sufriendo consecuencias importantes por sus escándalos de dopaje. En los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang que se celebrarán entre el 9 y el 25 de febrero de 2018 fue igualmente excluida por el COI y sus deportistas, siempre que cumplan con requisitos para acreditar que están “limpios”, sólo podrán competir bajo bandera neutral.
En la Federación Rusa de Fútbol, Mutko, que ya había ocupado el puesto de 2005 a 2009, alcanzó la presidencia en 2015 para reemplazar a Nikolai Tolstykh. En septiembre de 2016 fue reelegido para un mandato de cuatro años.
El lunes, Mutko anunció que se aparta temporalmente de esa presidencia de la Federación Rusa de Fútbol, dejando ejercer las funciones a su director general, Alexander Alavey, pero precisó que no dimite y que volverá al puesto cuando termine su defensa contra el veto olímpico.]]>

De Anare a El Salvador: así es la travesía para llegar al Mundial Juvenil de Surf

De un semillero de surfistas que nació con la pandemia en Anare, dos chamos llegaron al Mundial Juvenil de Surf. Tienen talento y disciplina, pero la realidad es que no solo surfean olas, sino también la falta de recursos, el olvido institucional y procesos burocráticos que amenazan con dejarlos sin vivir la experiencia. En esta nota el equipo cuenta su historia