<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Nadal-Djokovic: la calma antes de la tempestad en París

De terminar número uno del ranking mundial, el serbio estaría a punto de igualar el récord de Pete Sampras con seis años en lo más alto. Si Nadal consiguiera este nuevo título en Masters, sería la quinta vez que logra terminar el año en la cúspide

Nadal-Djokovic: la calma antes de la tempestad en París

Encuentro amistoso antes de un posible duelo en la final: a unas horas de su entrada en “combate” en el Masters 1000 de París, Rafael Nadal y Novak Djokovic, se mostraron relajados y cómplices, a pesar de su pugna por el número uno del mundo.

Los dos mejores jugadores del mundo juntos en un entrenamiento, bromeando como amigos, la víspera de un torneo importante, no es algo habitual.

«Es verdad que hacía años que no entrenábamos juntos, fue un poco extraño», reconoció el serbio este 28 de octubre en conferencia de prensa. «Cuando lo veo al otro lado de la red, generalmente quiere decir que estoy en semifinales o en la final de un torneo de envergadura», añadió.

 

«Fue muy agradable, muy intenso. La rivalidad estaba ahí, pero de forma respetuosa», añadió Djokovic.

«Pensar que la rivalidad debe llevar a que nos evitemos no es mi concepción del deporte. Fuera de la competición nuestra relación es absolutamente normal», indicó Nadal el domingo ante la prensa.

¿Cuál de los dos terminará el año como número uno del mundo? Ninguno parece dar importancia a eso. Al menos de forma pública.

«Por supuesto, me encantaría acabar el año como número 1 del mundo. Pero ya lo dije, mi objetivo en adelante no es ser número uno, sino organizar mi calendario para jugar el mayor tiempo posible en el circuito», explicó el mallorquín.

‘Ganar todos los partidos’

En cuanto a Djokovic, él prefiere centrarse en cada partido sin mirar más allá.

«Tengo que jugar mi mejor tenis y ver dónde me llevará. Para ser número uno tengo que ganar todos mis partidos, soy consciente de ello», declaró el serbio este lunes.

Pero también prefiere no pensar en la clasificación. «Ese tipo de cálculo nunca es bueno para la mentalidad de un jugador y eso nos quita energía vital».

Si finaliza el año en la cúspide del tenis mundial, Novak Djokovic igualará el récord de Pete Sampras, que lo logró en seis ocasiones.

Pero el trono del serbio está seriamente amenazado. Pase lo que pase en la semana parisina, Djokovic cederá su trono a Nadal desde un día después, ya que perderá los puntos logrados hace un año en el Masters de Londres, en el que Nadal, lesionado, no participó.

Rafa en posición de fuerza

Atendiendo a las probabilidades, Rafa se halla en posición de fuerza para finalizar 2019 en lo más alto del tenis mundial por quinta ocasión en su carrera.

Contrariamente a Djokovic, un título en Bercy le aseguraría terminar el año el en número uno, sean cuales sean los resultados del serbio en Londres.

Pero si Nadal es el rey incontestado a pocos kilómetros, sobre la tierra batida de Roland Garros, el español nunca ha ganado en la pista dura de Bercy.

Aunque este año se encuentra con el camino más despejado por la baja de Roger Federer, al que en principio se iba a enfrentar en semifinales.

La mitad del cuadro de Nadal parece pues más asequible que la de Djokovic, quien podría cruzarse con el griego Stefanos Tsisispas (número 7) en cuartos y después con el ruso Daniil Medvedev (número 4), el hombre más en forma del momento, y que le batió en sus dos últimos duelos, en cuartos en Montecarlo y en semifinales en Cincinnati.

Pero Bercy se le ha dado tradicionalmente mucho mejor a ‘Djoko’, quien ostenta el récord de títulos (4).

Nadal sólo ha participado en seis ocasiones en el Masters 1000 parisino, y su única final, perdida, se remonta a 2007.