<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

New York Times compara hospitales venezolanos con los de Gaza

"Ni en el Medio Oriente o la Franja de Gaza, los hospitales están tan deteriorados como en Venezuela", dijo el corresponsal del New York Times en Caracas a Circuitos Éxitos, Nicolás Casey, quien describió, a través de un reportaje este lunes, la precaria situación del sistema público de salud.

New York Times compara hospitales venezolanos con los de Gaza

Por la mañana, tres recién nacidos ya estaban muertos», inició Casey el reportaje publicado en el influyente diario, titulado «Infantes muriendo y no medicinas: Dentro de los hospitales fallidos de Venezuela» («Dying Infants and No Medicine: Inside Venezuela’s Failing Hospitals» por su título en inglés).

El corresponsal describió que, en un centro hospitalario de Venezuela, el día de trabajo comenzó con los problemas usuales de «la escasez crónica de antibióticos, de soluciones intravenosas, incluso de alimentos», sumándose minutos después un apagón que «detenía los respiradores en la sala de maternidad».

La muerte de los infantes «es nuestro pan de cada día» escribió el periodista a través del testimonio de uno de los doctores caraqueños entrevistados para el reportaje. 

Asimismo, Casey explicó las causas que llevaron a los hospitales de Venezuela a la precaria situación que mantienen actualmente: «es sólo parte de un desenlace más grande que se ha vuelto tan grave que ha provocado que el presidente, Nicolás Maduro, para imponer un estado de emergencia, ha aumentado los temores de un colapso del gobierno».

La crisis de medicamentos, en especial para enfermedades terminales como el cáncer, son elementos que desgarraron la salud del venezolano. La desaparición de insumos como guantes y jabón, los apagones renuentes que ponen al filo la supervivencia de los pacientes, la falta de agua limpia y el mercado negro de medicinas llevaron a describir la situación de los hospitales en Venezuela como «algo del siglo XIX», aseguró a Casey el cirujano Christian Pino.

«La tasa de mortalidad entre los bebés de menos de un mes de edad aumentó más de cien veces en los hospitales públicos dependientes del Ministerio de Salud, poco más de un 2% en 2015 (…) y la tasa de muerte entre las nuevas madres en los hospitales aumentó en casi cinco veces en el mismo período, según un informe del gobierno proporcionado por los legisladores» reseñó el New York Times.

Los equipos médicos para el funcionamiento básico de un hospital también faltan en uno de los países con mayores reservas de petróleo, describió Casey, al mismo tiempo que aseguró que el Gobierno guardó poco dinero cuando el precio del crudo estuvo es su mejor momento:

«Ahora que los precios se han derrumbado – que son alrededor de un tercio de lo que eran en 2014 – las consecuencias proyectan una sombra destructiva en todo el país. Colas para la comida y ahora estallan los saqueos. El bolívar, la moneda del país, no tiene casi valor», explicó Casey.

A esto, aseguró el periodista, se le suma el choque poderes que mantiene la crisis humanitaria en Venezuela sin una salida próxima, pues la Asamblea Nacional «declaró una crisis humanitaria en enero de 2016 y este mes (mayo) aprobaron una ley que permitiría a Venezuela aceptar la ayuda internacional para apuntalar el sistema de atención de la salud (…) pero el Sr. Maduro, que sucedió a Hugo Chávez, rechazó el esfuerzo, y describe la medida como un intento de minarlo y privatizar el sistema hospitalario«, reseñó Casey.

Lea el artículo original y completo en la página web del New York Times.