"Niñas bomba" y asesinatos son parte de terror de Boko Haram en Nigeria

Al menos 540 civiles han sido abatidos, secuestrados o heridos en ataques atribuidos a Boko Haram desde febrero de 2015 en la región de Diffa, en el sureste de Níger, cerca de Nigeria, según cifras publicadas el jueves por la ONU en Niamey.

"Niñas bomba" y asesinatos son parte de terror de Boko Haram en Nigeria

“Hemos contado unas 540 personas abatidas, heridas o secuestradas desde los primeros ataques de Boko Haram en Níger en febrero de 2015″, señaló la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) en su página web.
Un balance anterior de Naciones Unidas, publicado en enero, daba cuenta de 177 civiles asesinados por el grupo yihadista nigeriano entre febrero de 2015 y septiembre de 2016 en esa zona.
Los ataques más letales se produjeron en las ciudades limítrofes con Nigeria y en localidades a orillas del lago Chad, a caballo entre Níger, Chad y Nigeria, según las autoridades de Diffa. Así, el “70%” de los muertos se registraron en el departamento de Bosso, según la OCHA.
La agencia de la ONU no ofreció ningún balance de militares nigerianos ni de combatientes de Boko Haram abatidos. Sin embargo, indicó haber recabado “datos no exhaustivos” de las víctimas civiles a través de sus “socios sobre el terreno”. Algunas víctimas fueron abatidas a balazos en ataques suicida, quemadas vivas o degolladas, explicó a la AFP una fuente del sector de la seguridad.
Boko Haram llevó a cabo sus primeros ataques en Níger el 6 de febrero de 2015. El ejército ha activado búsquedas para encontrar y liberar a 39 personas -33 mujeres y seis niños- secuestrados a principios de julio por el grupo yihadista en Ngalewa, una aldea cercana al lago Chad.
En la región de Diffa viven más de 300.000 refugiados y desplazados, según la ONU.
Unicef alerta  casos de niñas “bomba” 
 
El balance de la OCHA se conoce tres días después de que la agencia de la ONU para los derechos de la infancia (UNICEF) denunciara el aumento de casos de menores de edad, en particular niñas, como “bombas humanas” por parte de Boko Haram en el noreste de Nigeria.
Según la organización internacional, la cantidad de niños utilizados con ese objetivo aumentó casi cuatro veces desde el inicio del año, en comparación con todo el año 2016.
Desde el 1 de enero, 83 niños han sido utilizados como kamikazes, entre ellos 55 niñas, que a menudo no llegaban a los 15 años.
La UNICEF también contabilizó 27 niños, así como un bebé que una menor llevaba cargado a la espalda.
Utilizar así a niños es una “atrocidad”, indicó la UNICEF, que estimó que esos menores son “ante todo víctimas y no autores” de los atentados.
A menudo, aunque no en todos los casos, Boko Haram ha reivindicado la responsabilidad de los ataques contra la población civil.
Unos 1,7 millones de personas abandonaron sus hogares en el noreste, tras la insurección islamista iniciada en 2009 que provocó la muerte de unas 20.000 personas.
A causa de la violencia, el noreste de Nigeria se enfrenta al espectro del hambre, alerta igualmente la Unicef, que calcula que unos 450.000 niños padecerán malnutrición este año.
 ]]>