Dejaron de vacunar en la plaza Miranda de Los Dos Caminos

Por falta de vacunas y en solo una semana, se acabó el plan de inmunización "masivo" en el Municipio Sucre del Estado Miranda. Después del caos y el desorden del viernes 4 y sábado 5, pasó hoy al vacío absoluto. En el gimnasio de Petare sí se vacuna por cita, pero solo aplican el producto chino

Dejaron de vacunar en la plaza Miranda de Los Dos Caminos

El plan de vacunación “masiva” del gobierno de Nicolás Maduro duró menos de una semana en la plaza Miranda de Los Dos Caminos. Hoy viernes 11 de junio ya dejaron de vacunar en ese centro de inmunización, uno de los principales del municipio Sucre.

El de la plaza Miranda es el único centro de vacunación de la parroquia Leoncio Martínez, donde se concentra la mayor cantidad de urbanizaciones clase media de ese municipio.

De las larguísimas filas desordenadas, que duraban en promedio siete horas, la plaza pasó al vacío absoluto en pocos días. La razón: se acabaron las vacunas “hasta nuevo aviso”. Así lo informó a El Estímulo, un funcionario del módulo policial de la plaza.

Panorama de la plaza Miranda de Los Dos Caminos, hasta hace pocos días totalmente llena de filas desordenadas. Fotos Daniel Hernández

Durante los primeros días del plan, que comenzó el jueves pasado, vacunaban a cualquiera que hiciera la cola, sin prioridad por edad o enfermedad. La gente comenzaba a abarrotar la plaza desde la madrugada y sin ningún distanciamiento, y a veces sin mascarilla o con el tapaboca mal puesto. El promedio que debían esperar, bajo el sol o la lluvia, era de siete horas.

Lea también: Ni masiva, ni planificada: la vacunación es a lo loco

El domingo decidieron ordenarse y aceptar solo a quienes tuvieran cita programada, con mensaje de texto recibido. El proceso mejoró mucho. Ahora hay orden, lo que no hay son vacunas.

Un hombre mira desesperanzado un cartel que dice que ni intenten vacunarse si no han recibido cita. Foto Daniel Hernández

Las personas que ya recibieron la mitad de la vacunación, o sea, una dosis, están preocupadas por cómo va a ser la segunda dosis. Dudan que haya suficiente o que se cumpla el tiempo recomendado, de entre dos y tres semanas. Ya el gobierno de Maduro anticipó que la segunda inyección podrían ponerla tres meses después, un alargado plazo de espera inédito en Venezuela.

El cartel que pusieron el domingo en la plaza Miranda. Foto Daniel Hernández

El gobierno también prometió que, en diciembre de este año, cuando se celebrarán elecciones regionales, el gran grueso de la población estará inmunizada. El desorden, la escasez de vacunas y, sobre todo, la falta de un plan ordenado de compra y suministro de las dosis, hacen difícil que se logre esa meta.

En Petare solo la “china”

El gimnasio vertical de Petare es otro de los grandes centros de vacunación del Municipio Sucre. Allí siguen colocando vacunas por citas.

La cola se hace en la calle para mayor bioseguridad. Foto Daniel Hernández

Las personas deben esperar algunas horas hasta ser atendidos. Se les entrega un número por el que los van llamando.

Deben esperar varias horas aunque tengan cita. Foto Daniel Hernández

El mensaje con la cita lo reciben por el celular. Foto Daniel Hernández

Según informaron las personas que esperaban por inmunización, en el gimnasio vertical solo estaban colocando la “vacuna china” (se desconoce cuál de las tres elaboradas en ese país). La rusa Sputnik V, destinada a los mayores de 60 años, se “agotó” en la mañana.

Al principio del plan de vacunación, la Sputnik V se ponía a las personas mayores y la “china” a los menores de esa edad, pero eso ya no se está cumpliendo. Se sabe de casos en el Alba Caracas (centro de vacunación del municipio Libertador) que inmunizan con la china a los mayores, incluso, de 70 y solo colocan la rusa a quienes lo exigen.