<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

OEV rechaza cambios parciales en el calendario electoral

Mediante un comunicado, el Observatorio Electoral Venezolano (OEV) afirmó que con esta decisión se alarga el lapso de la elección presidencial 28 días, plazo adicional que se queda corto respecto a los seis meses requeridos de acuerdo a la propia experiencia venezolana.

OEV rechaza cambios parciales en el calendario electoral

En el documento se expresa que las modificaciones anunciadas no alteran la esencia de las reglas de juego, al mantener el ventajismo a favor de una de las partes y no permitir la realización de un proceso cuyos resultados sean confiables.
El texto completo lee:
A mitad de un atropellado camino para las presidenciales, el Consejo Nacional Electoral (CNE) aprobó nuevos cambios que presuntamente mejoran las condiciones electorales argumentando además que los mismos derivaban de los supuestos (negados por la MUD), alcanzados en Santo Domingo, postergando los comicios presidenciales y retomando las postergadas elecciones para escoger a los miembros de los Consejos Legislativos Estadales y las Cámaras Municipales.
Así lo afirma el Observatorio Electoral Venezolano, mediante un comunicado, en el cual se informa que fueron voceros del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) los primeros en dar la noticia al país, antes que el CNE, organismo con exclusiva autoridad y facultad para ello.
A juicio del OEV, aunque se argumenta que con esta decisión se alarga el lapso de la elección presidencial 28 días, lo cierto es que ese plazo adicional se queda corto respecto a los seis meses requeridos de acuerdo a la propia experiencia venezolana. Agrega que los anuncios y publicaciones del cronograma a cuenta gotas perjudican a los contendientes del oficialismo, porque nunca tienen un horizonte cierto que les permita prepararse políticamente y organizarse logísticamente. ,
Del mismo modo, el comunicado destaca que no puede dejarse de lado que las peticiones más relevantes para mejorar realmente las condiciones electorales, planteadas en el diálogo en República Dominicana, no se incluyen en el acuerdo, como por ejemplo el atropello a los derechos de la participación política: inhabilitación de dirigentes políticos y partidos, entre ellos la MUD.
“Adicionalmente, se incurre en la violación del artículo 82 de la Ley Orgánica del Poder Público Municipal, la cual establece expresamente que las elecciones municipales no pueden ejecutarse conjuntamente con elecciones del Poder Público Nacional, y llevarlas a cabo supone esfuerzos logísticos y técnicos por parte del CNE, así como una compleja tarea por parte de las agrupaciones a fin de escoger candidatos y hacer campaña, actividades ambas que no se pueden realizar adecuadamente en tan corto tiempo. En suma, dos meses y 19 días no alcanzan para este tipo de procesos. Un caso ilustrativo son las Elecciones Federales en México a celebrarse el próximo 1 de julio, fecha que fue anunciada por la autoridad electoral de la nación latinoamericana con 15 meses de antelación y cuya publicación del cronograma, es decir las reglas de juego, se materializó nueve meses antes del evento”, afirma el comunicado.
“Igualmente, aunque se aprobó reabrir el Registro Electoral otros diez días, hasta el 10 de marzo, resulta difícil que ello permita votar a los venezolanos que radican en el exterior y aún no se han inscrito porque las condiciones ilegalmente impuestas en relación a la solicitud de requisitos adicionales no contemplados en la legislación vigente, tales como la residencia, terminan por contrariar este dictamen. En lo que respecta al registro de potenciales electores residentes en el país, el CNE debería redoblar capacidades y esfuerzos para motivar a que se inscriban quienes aún no lo han hecho”, agrega el documento.
Finalmente, el Observatorio Electoral Venezolano “considera que los anuncios realizados por el CNE, así como el acuerdo suscrito por algunos sectores políticos asoman cambios que en realidad no modifican sustancialmente las condiciones de participación de cara a las próximas elecciones, convertidas en una megaelección. Las modificaciones anunciadas no alteran la esencia de las reglas de juego, mantienen el ventajismo a favor de una de las partes, además de no permitir la realización de un proceso cuyos resultados sean confiables.”]]>