Operación Libertad tomó varios puntos simultáneos en Carabobo

En numerosos puntos del estado Carabobo, ciudadanos se congregaron para protestar por los deficientes servicios públicos y la crisis económica, política y social que hay en Venezuela.

La actividad, que se inscribe dentro de la llamada Operación Libertad que enarbola la Asamblea Nacional y su presidente Juan Guaidó, fue pautada para iniciar a las 2:00 pm de este 10 de abril. Desde esa hora, seguidores de Guaidó se desplegaron en más de 25 sitios de los 14 municipios del estado Carabobo.

En la avenida Las Ferias con Stelling, al sur de Valencia, los vecinos demandaron que se resuelva la escasez de luz, gas y agua.

“Hemos estado sometidos a más de 36 horas sin luz, hemos aguantado muchos días sin agua y ni hablar del gas. Todo es un caos, un desastre”, explicó una vendedora que estaba cerrando su kiosko para unirse a la protesta en el lugar.

 

En uno de los carteles se leía: “La Fundación Mendoza quiere servicios que funcionen. Queremos gas, agua y luz”.

Iván Mastrangello, habitante de la Fundación Mendoza, es miembro de la Unidad Financiera del Consejo Comunal. Dijo que el gobierno mantiene a los ciudadanos en medio de una desidia.

“Dos días esperando una bombona de 10 kilos, sin hablar de la de 43 o la de 18 que es la mayor exigencia que tiene la comunidad. Recibimos seis camiones de gas en diciembre, como pañitos de agua tibia, porque hicimos gestiones por fuera, pero los que nos surten no vienen desde julio del año pasado, desde 2018. Vamos para un año ya sin gas doméstico”, expresó Mastrangello.

En ese punto, hasta los niños pidieron declarar a los medios de comunicación para manifestar su indignación porque la falta de alimentos, de medicinas y de luz ha afectado la calidad de vida de sus entornos.

En la plaza Santa Rosa, en el sur de Valencia, Julio Navas, habitante de La Bocaína, de 42 años de edad, narró que trabaja en la semana en el estado Guárico como productor agropecuario. “La situación realmente está insoportable. Yo vengo hoy de recorrer el mercado Periférico de Valencia y un kilo de queso vale 18.000 bolívares, lo mismo que está el salario mínimo, entonces cómo sobrevive un trabajador así (…) Realmente un obrero no puede comer, no puede mantener a su familia”, se quejó Navas.

En los diferentes puntos, los ciudadanos llevaron sus banderas del tricolor nacional, pitos y carteles. Las exigencias se resumen en mejor calidad de vida y un mejor país o como expresó una anciana en la protesta en Santa Rosa: “En un cambio de gobierno en Venezuela”.