Opinión

El PO de las siglas

Desde la llegada al poder del Presidente Obrero (PO), un grupo de economistas se ha dado a la tarea de criticar todas las acciones que desarrolla la revolución bolivariana para tratar de garantizar la mayor suma de felicidad posible al pueblo.

Publicidad

Echando mano de un discurso enrevesado, estos supuestos expertos pretenden confundir al país, cuestionando la política económica del Gobierno y asegurando que el esquema de controles que nos conduce hacia el socialismo, es en realidad un sistema enredado que impide la liberación de las fuerzas productivas de la nación.

Para desmontar esa falacia, a continuación explicaremos de manera absolutamente sencilla las últimas medidas aplicadas por nuestro PO: a fin de derrotar la especulación cambiaria, el Ejecutivo nacional pone hoy en marcha el Simadi.

El Simadi está bajo el control del Cencoex, que también vela por el funcionamiento del Sicad. Antes existían tres tasas: Cencoex, Sicad I y Sicad II. Pero a partir de hoy, dados los más recientes ajustes implementados por el PO, solo existirán tres tasas también: Cencoex, Sicad (que viene a ser una fusión de Sicad I y Sicad II) y Simadi.

En realidad, el Cencoex, que es el responsable de supervisar el Sicad y el Simadi, era antes Cadivi. Sin embargo, el PO suprimió Cadivi y también el Sitme. A Cadivi hubo que eliminarlo porque ya estaba peor que Recadi, entonces se creó el Cencoex para administrar Sicad y Simadi.

Para registrarse en este modelo expedito y práctico, usted debe pasar por el Rusicad, que se nutre de la base de datos del Rusitme y guarda cierta vinculación con el Rusad. Si tiene alguna duda, consulte al BCV y actualice su RIF pasando por el Seniat, organismo que es tan importante como el Saime.

Por las importaciones públicas no se preocupe, pues todas dependen de Corpovex, ente que coordina Suvinca, Veximca, Bariven, CASA y Consalud. Al final de esta cadena, si algún empresario quiere especular con los dólares de la República, en defensa del consumidor saldrá la Sundde, que surgió tras la unión del Indepabis y la Sundecop.

Toda esta fácil y comprensible estructura responde al PO que tenemos en Miraflores. Queda claro, entonces, que resolver los males de nuestra economía tomará siglos y siglas.

Publicidad
Publicidad