Oposición boliviana exige renuncia a Evo Morales

Evo Morales no ha podido controlar a los sectores de oposición que, cada vez más, presionan para lograr su salida del poder como mandatario boliviano. Luis Fernando Camacho espera entregar un documento a Morales exigiendo su renuncia, abriéndole paso a un nuevo gobierno

El líder de la oposición boliviana Luis Fernando Camacho sumó a un influyente colectivo civil (Conade) a su intención de entregar personalmente una carta al presidente Evo Morales.

Este 7 de noviembre, Camacho logró sumar la firmar del Conade a este documento que contiene la renuncia al cargo del mandatario.

«Esa carta la vamos a entregar todos en unidad», dijo Camacho, líder del comité cívico pro-Santa Cruz (derecha), que encabeza las protestas contra Morales.

Camacho y una parte importante de los ciudadanos, acusan a Morales de haber orquestado un fraude para ganar en primera vuelta las elecciones de octubre.

Frente a una asamblea pública de cocaleros de los Yungas, de oposición a Morales, Camacho dijo que la carta «ya no es sólo de Santa Cruz, sino de todo Bolivia».

El propósito es «incluir a todos los sectores (sindicatos y plataformas civiles) hasta mañana» viernes, para entregarla a Morales probablemente el lunes el documento.

Te puede interesar

Camacho no dijo cómo se propone hacer llegar la nota a manos de Morales. El ministro de Defensa, Javier Zabaleta, adelantó que la misiva solo podrá ser entregada como correspondencia para la Presidencia.

Bolivia sigue sin solucionar su crisis política

El dirigente regional de oposición anunció en medio de vítores:»Yo no me voy a Santa Cruz hasta que Bolivia sea libre, soberana».

Fue un cabildo de la oposición en Santa Cruz, el pasado fin de semana, que encomendó a Camacho entregar a Morales una carta de dimisión.

Camacho dijo también más temprano: «No nos vamos a mover hasta que podamos hacer entrega efectiva de la carta» y añadió que su plan es entregar la renuncia en mano propia.

Dijo que llevará la carta a Morales acompañada de una biblia «para que Dios vuelva al palacio» de gobierno, aduciendo que fue proscrito por el mandatario izquierdista cuando llegó al poder en 2006.

Junto con Conade, liderada por los exdefensores del Pueblo Rolando Villena y Waldo Albarracín, actual rector de la universidad estatal de La Paz, Camacho rechaza una auditoría electoral que lleva adelante una misión de la OEA.

El líder regional insistió además en que se convoque a nuevas elecciones generales y urgió la renuncia del Tribunal Supremo Electoral, al que culpa del presunto fraude en favor de Morales.