Organización "Juntos" propone diálogo con mediación de la ONU y el Vaticano

Aunque en el fondo la oposición pareciera remar hacia el mismo punto, en la superficie no asoman puntos de encuentro en lo inmediato porque tienen procedimientos diametralmente distintos. Parte de ese sector lo conforman partidos y organizaciones congregadas en “La Concertación”, creada de cara al proceso electoral del 20 de mayo. 

Organización "Juntos" propone diálogo con mediación de la ONU y el Vaticano

Uno de estos grupos llamado “Juntos” y liderado por Enrique Ochoa Antich, propuso el 9 de noviembre una “hoja de ruta” que presentará no solo al resto de los partidos que incluyen esta alianza (Avanzada Progresista, El MÁS, Cambiemos, y un ala de Copei), sino también al Frente Amplio, Acción Democrática (AD), Un Nuevo Tiempo (UNT) y el exgobernador Henrique Capriles, de quien Ochoa dice que “ha tomado un camino distinto” y que, junto a las otras organizaciones, considera el político se podría llegar a acuerdos.
Esta “hoja de ruta” contempla tres puntos:

Retomar el diálogo y el voto

Ochoa Antich señala que Ejecutivo y Legislativo están “obligados “ a sentarse y que la negociación no debe presentarse como algo que se resolverá rápidamente.
Consultado sobre qué elemento diferenciaría este nuevo intento de los otros. En ese sentido, sostuvo que han mantenido conversaciones con un sector del oficialismo al que les dijo que “pueden tener un futuro”. No aclaró si este sector tiene “poder” para tomar decisiones, pero alcanzó a decir que han hablado en algunas oportunidades con el ministro de Comunicación de Información, Jorge Rodríguez. 
Además, propone que se suspendan las sanciones temporalmente mientras ocurre este proceso de negociación. “Sabemos que es un gobierno que no merece confianza pero es el que está. Es el que ejerce el poder y con quien hay que sentarse a negociar”, manifestó. 
Para este nuevo intento de diálogo o negociación, desde Juntos proponen la intermediación de la ONU y el Vaticano. Sobre la figura de José Luis Rodriguez Zapatero, Ochoa critica lo ocurrido el martes 6 en la Asamblea. Aunque cuestiona ciertos comportamientos del exmandatario español, al dirigente político le parece que el ibérico español fue ha sido usado como “chivo expiatorio por algunos sectores radicales de la oposición”. 
Considera que para esa eventual negociación, se pondría como temas centrales la posibilidad de conformar un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE) para recuperar la confianza en el voto, junto al de la crisis humanitaria.

Apoyar toda protesta que se convoque siempre y cuando sea pacífica

Incluso Ochoa no descarta la posibilidad de una huelga general “si es lo que la mayoría decide”. 

Rechazo a cualquier intento de invasión extranjera o “tutelaje” de algunos países

Ochoa pone estas propuestas en la mesa para ser “debatidas” por todos los sectores y agrega que “el proceso de deterioro del país no tiene solución con este gobierno. A su juicio, «se requiere de una negociación para una transición». 
Aprovecha para reflexionar sobre el hecho de que para él, “el gobierno parece estar solo en el campo de juego, mientras que la oposición está en los camerinos”. Considera que es deber de quienes adversan a Nicolás Maduro, evitar su “autodisolución”.
“La posición está desarticulada, desorientada. Pareciera que lo único peor que este gobierno es la oposición y nos incluyo. Es inaceptable que en 20 años no hayamos podido construir una alternativa. Más en estos cuatro años que han sido los peores sin duda. Maduro se sacó la lotería con esta oposición”, dice.
 
En relación al 10 de enero de 2019, expresa no estar de acuerdo con “fabricar más espejismos. Más importante que la unidad es tener una política correcta”, señala.
Aunque no cierra las puertas a conversar con la totalidad de las opciones opositores, ve inviable acercamientos con Primero Justicia, Voluntad Popular o la coordinadora de Vente Venezuela, Maria Corina Machado. 
Finalmente envía un mensaje al presidente Maduro:”Nicolás, es hora de irte”. Y uno, contradictoriamente a la oposición tomando en cuenta que no se refirió a partidos importantes: “Es hora de unirse”.]]>