<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Las aspirantes a mejor película deberán cumplir con estrictas reglas de representaciones de minorías

A partir de 2024, todas las películas que aspiren a ganar el premio más codiciado de la industria precisarán un número mínimo de empleados en el reparto, equipo de producción y administrativo de minorías étnicas muy poco representadas, o abordar directamente temas que afecten a esas comunidades

Las aspirantes a mejor película deberán cumplir con estrictas reglas de representaciones de minorías

La Academia de cine de Hollywood reveló este martes 8 de septiembre, en un anuncio histórico, nuevas y estrictas normas de elegibilidad para fomentar la diversidad entre los nominados al premio Óscar a mejor película.

A partir de 2024, todas las películas que aspiren a ganar el premio más codiciado de la industria precisarán un número mínimo de empleados en el reparto, equipo de producción y administrativo de minorías étnicas muy poco representadas, o abordar directamente temas que afecten a esas comunidades.

La innovadora regla llega después de años de críticas por la falta de diversidad entre los miembros de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, y entre los nominados y ganadores del Óscar que ellos seleccionan.

Y aunque la Academia ya ha tomado medidas para diversificar su membresía, las nuevas reglas del martes marcan una apuesta más agresiva para remodelar el desempeño general de Hollywood en cuanto a diversidad.

«Creemos que estas normas de inclusión serán un catalizador para un cambio duradero y esencial en nuestra industria», resaltaron el presidente de la Academia, David Rubin, y la directora general, Dawn Hudson, en un comunicado.

Según las nuevas normas, las obras que compitan en la categoría de mejor película tendrán que cumplir al menos dos de los cuatro criterios diseñados para mejorar las prácticas de contratación y la representación dentro y fuera de la pantalla.

El primer criterio exige que el protagonista de la película sea de un grupo subrepresentado, o que 30% de los papeles secundarios se asignen a minorías, o que se aborden los problemas que rodean a estas comunidades como su tema principal.

Como segundo punto se estipula que las figuras principales entre bastidores deben proceder de grupos históricamente desfavorecidos, entre los que también se incluyen las mujeres, las comunidades LGBTQ y personas con discapacidad.

Las dos últimas medidas se refieren a la oferta de pasantías y capacitación a grupos insuficientemente representados, y a diversidad en equipos de comercialización y distribución.

«Representación equitativa»

Desde 2015, con la campaña #OscarsSoWhite (Óscars demasiado blancos), la Academia ha hecho esfuerzos concertados para ampliar su número de miembros.

La junta se comprometió a duplicar el número de mujeres y de miembros no blancos presentes para 2020, tras los llamamientos a boicotear los Óscars.

La Academia superó esas metas de membresía, con 45% de mujeres tras los nuevos miembros admitidos este año, y un 36% de minorías.

Esta medida es producto de un nuevo grupo de trabajo sobre diversidad anunciado en junio, semanas después de que las protestas masivas contra el racismo barrieran Estados Unidos tras el asesinato en mayo de George Floyd, un hombre negro muerto por un agente blanco durante un procedimiento policial en Minneapolis (norte).

Las normas se basan en las ya empleadas por los premios BAFTA de Gran Bretaña y «están diseñadas para fomentar la representación equitativa dentro y fuera de la pantalla para reflejar mejor la diversidad de la audiencia que asiste a las películas», señaló el texto de la Academia.

Las películas que aspiren al Óscar a mejor película en 2022 y 2023 no estarán sujetas a estas normas, pero deberán presentar a la Academia datos confidenciales sobre diversidad.

Otro lío para Luis Suárez: Demostraron la falsedad de su examen para la ciudadanía italiana

Después de salir del Barcelona, Luis Suárez aceleró la obtención (por derecho conyugal) de la ciudadanía italiana. Pero unos audios filtraron que habría hecho trampa. La Fiscalía de Peruggia hoy anunció que "las actividades de investigación demostraron que las asignaturas cubiertas por el examen estaban previamente convenidas con el solicitante y que la puntuación pertinente se había dado incluso antes"