<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Otra lección para América: Chile obligada a cerrarse, con vacunas y todo

La situación en Chile demuestra que con respecto a la covid, la solución no es simplemente ponerse una vacuna y salir a las calles como si nada. La emergencia cobra nuevo auge en medio de la segunda ola.

Otra lección para América: Chile obligada a cerrarse, con vacunas y todo

Chile, uno de los países con más presencia de migrantes provenientes de América latina, principalmente de Venezuela, tuvo que cerrar sus fronteras de nuevo por al menos un mes, pese al avance de su campaña de vacunación contra covid. Es otra evidencia de lo difícil que será cantar victoria en una batalla que apenas entra en su segunda fase.

Las autoridades sanitarias de Chile anunciaron que el cierre de fronteras se prolongará durante todo el mes de abril ante cifras récords de nuevos casos de coronavirus, que se dan en paralelo al exitoso avance de la campaña de vacunación.

La medida fue anunciada por la subsecretaria de prevención del delito, Katherine Martorell. Comenzará a regir desde este  lunes 5 de abril para restringir la salida de chilenos y extranjeros residentes.

Más prevención

Chile también anunció este jueves que prohíbe el ingreso de extranjeros no residentes.

Pocas horas más tarde del anuncio, la aerolínea chileno-brasileña Latam Airlines informó que cancelará gran parte de sus vuelos internacionales desde y hacia Chile.

Los vuelos programados desde el 5 de abril serán cancelados y operará a «capacidad reducida para mantener la conectividad del país», dijo Latam.

Mantendrá «una operación reducida durante el período de esta restricción para permitir la repatriación de residentes o ciudadanos o para extranjeros que deseen salir de Chile«, explicó en un comunicado.

Momento crítico

Su anuncio coincidió con la mayor cifra diaria de contagios de covid-19 desde el inicio de la pandemia en Chile: 7.830. En tanto, los fallecidos fueron 193.

Con esos registros, el país sobrepasó el millón de infecciones (1.003.406) y alcanzó los 23.328 decesos registrados desde el primer caso detectado el 3 de marzo de 2020.

«Necesitamos con urgencia que hagamos un esfuerzo adicional, porque estamos en un momento muy crítico de la pandemia», dijo por su parte el vocero del gobierno, Jaime Bellolio.

En el país, las autoridades sanitarias ya han detectado la presencia de las variantes brasileña y británica del covid-19.

Falsa sensación de resguardo

El alza de los contagios en Chile se da en paralelo al rápido avance de la vacunación, que ya ha alcanzado a siete millones de personas con al menos una dosis. Esto es ya un tercio de la población.

La meta del gobierno es vacunar al 80% de la población antes del 30 de junio, en este país de 19 millones de habitantes.

Pero el éxito del proceso de vacunación ha generado una falsa sensación de resguardo ante el virus, lo que se ha sumado a la reanudación prematura de varias actividades, como la educación presencial, gimnasios y casinos. Eso, según expertos, llevó a un alza sostenida de los casos.

Hasta el momento, un 24% de la población objetivo completó las dos dosis necesarias para lograr la inmunidad.

La situación es especialmente crítica en cuatro regiones del país: Valparaíso, El Maule, O’Higgins y la Metropolitana, donde se han alcanzado cifras récord de infecciones diarias en comparación con las registradas en la primera ola.

También son críticos los niveles de ocupación en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), que se sitúa alrededor del 95%.

Toque de queda más temprano

Además del cierre de fronteras, el gobierno chileno anunció un adelanto en el inicio del toque de queda que rige hace un año, a las 21H00 desde las 22H00, y la limitación de las actividades consideradas hasta ahora como esenciales.

Por un plazo inicial de 15 días, se prohibió la venta de bienes como vestuario y calzado en supermercados y se limitó a sólo dos los permisos de desplazamiento individual durante la semana, una medida criticada por el gremio del comercio.

De esta forma se «seguirá afectando a actividades que han demostrado ser seguras para sólo generar una sensación de mayor control de la pandemia, versus el costo para las libertades personales, el empleo, y la recuperación de esta crisis. Nos parece descontrolado y equivocado, y puede que hasta inconstitucional», afirmó el gerente general de la Cámara de Comercio, Carlos Soublette.

El drama en auge

Las medidas se suman a una estricta cuarentena desde el fin de semana pasado para cerca de 16,5 millones de habitantes.

El éxito puede ser frágil

En Ecuador, se declaró el estado de excepción por 30 días en varias provincias, donde vive el 70% de la población, ante el aumento de los contagios.

Estas nuevas infecciones se deben en parte a las nuevas variantes del virus, que afectan a sectores de la población hasta ahora más preservados y agravan los síntomas de algunos enfermos, al ser más virulentas, según el gobierno.

Uruguay, considerado hasta hace poco tiempo un ejemplo en la gestión del covid-19, registró el jueves 35 muertes por covid-19, un récord diario. El país superó ya los 1.000 decesos y los contagios siguen aumentando.

En Perú, se registraron el jueves 12.916 nuevos casos confirmados de covid-19, la cifra diaria más alta en 13 meses de pandemia.

En numerosos países de la región se registran casos de la variante brasileña del coronavirus, la llamada P1.

«Observamos que la variante P1 parece ser más transmisible», indicó esta semana Sylvain Aldighieri, gerente de incidentes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), quien indicó que esta variante está circulando en Argentina, Chile, Uruguay, Colombia, Paraguay, Panamá, Venezuela, Guyana Francesa, México, Estados Unidos, Canadá y en el Caribe francés y holandés.

Brasil vivió en marzo el peor mes de la pandemia con más de 66.000 muertos y es el segundo país más enlutado, con un total de 321.000 decesos.

Estrellas del fútbol rechazan el proyecto de la Superliga

Gary Neville, Luis Figo, Ander Herrera y Lukas Podolski se cuentan entre los nombres del fútbol que han expresado duras críticas a la Superliga europea. "El placer de los grandes partidos es que los jugamos una o dos veces al año, no todas las semanas", dijo Mesut Özil

Lenguaje, progresismo y estupidez

El habla es uno de los más crueles delatores de la estupidez y es claro que para alejarnos de su ácido autodestructor debemos cumplir con el trámite de pensar muy bien lo que vamos a decir.