Países critican golpe parlamentario del chavismo

Los gobiernos de México, Uruguay y Alemania se pronunciaron a favor de que prevalezca la democracia en la elección de la directiva del Parlamento, después de que fueran elegidos el domingo dos presidentes distintos para el Poder Legislativo

Países critican golpe parlamentario del chavismo

El gobierno de Uruguay manifestó este lunes su preocupación por la violación de los derechos de los diputados de la Asamblea Nacional (AN) venezolana y criticó la actitud del chavismo, asegurando que daña los esfuerzos internacionales para una salida a la crisis en Venezuela.

El ejecutivo uruguayo lamentó la conculcación de los derechos de los diputados de la Asamblea Nacional venezolana tras la acción de la Guardia Nacional que impidió a opositores participar en la sesión del domingo en la que iba a elegirse el nuevo jefe parlamentario.

“La actitud del gobierno de Venezuela daña seriamente los esfuerzos de la comunidad internacional para colaborar con los venezolanos, a través del diálogo y la negociación, en lograr una salida a la grave crisis institucional que sufre ese país”, expresó el gobierno de Tabaré Vázquez, cercano al régimen de Maduro, en un comunicado.

El gobierno uruguayo llamó además a respetar estrictamente los derechos civiles y políticos de todos los ciudadanos, y especialmente los fueros de los legisladores integrantes de la Asamblea Nacional.

Apoyo al chavismo

El ejecutivo uruguayo ha tenido una política de tolerancia hacia el régimen chavista -al que ha evitado condenar en foros internacionales-, que ha generado polémica con la oposición política que ganó las elecciones presidenciales de noviembre.

El gobierno saliente de Vázquez reconoce a Maduro como mandatario de Venezuela, pero el centroderechista Luis Lacalle Pou, que asumirá la presidencia en marzo, califica al régimen chavista de dictadura.

México y Alemania

También, el gobierno de México se pronunció en favor de que prevalezca la democracia en la elección de la directiva de la AN.

“México hace votos para que la Asamblea Nacional de Venezuela pueda elegir democráticamente su Junta Directiva conforme al proceso establecido en la Constitución de ese país hermano”, indicó la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) en Twitter.

Añadió: “el legítimo funcionamiento del Poder Legislativo es pilar inviolable de las democracias”.

Por su parte, el gobierno de Alemania criticó a Maduro: “Estamos horrorizados de que el régimen de Maduro haya intentado de nuevo socavar la democracia en Venezuela”, dijo el portavoz de Exteriores, Rainer Breul.

Desaprobó el intento del gobierno de Maduro de manipular la elección del presidente de la Asamblea Nacional y la injerencia en los derechos democráticos del Parlamento al no permitir el acceso al hemiciclo de numerosos diputados, entre ellos Guaidó.

Agregó que el nombramiento de Luis Parra como nuevo jefe de la Asamblea Nacional tras su elección en una sesión -que “como tal jurídicamente no tuvo lugar” al no haber sido abierta por Guaidó como presidente de la cámara y ante la ausencia de numerosos diputados- “no cumplió con las normas de procedimiento del Parlamento venezolano”.

Argentina

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina señaló en un comunicado que resultan inadmisibles para la convivencia democrática los actos de hostigamiento padecidos por diputados, periodistas y miembros del cuerpo diplomático al momento de procurar ingresar al recinto de la Asamblea Nacional.

Advirtió que: “lo ocurrido resulta un nuevo obstáculo para el pleno funcionamiento del Estado de Derecho, condición esencial para permitir encaminar una salida transparente a la situación que hoy vive el pueblo venezolano”.

Grupo de Lima

Los gobiernos de Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Venezuela, miembros del Grupo de Lima, condenaron el uso de la fuerza y las prácticas intimidatorias contra los parlamentarios y rechazaron toda acción orientada a socavar el apoyo a ésta o a su presidente.

“La votación de hoy por la mayoría parlamentaria en favor de la reelección de Juan Guaidó, ciñéndose a la Constitución y la ley, representan un rechazo a las acciones temerarias del régimen de Nicolás Maduro que buscaron impedir su designación”, dice el comunicado del Grupo de Lima.

“Golpe al Parlamento”

El domingo, los diputados chavistas votaron como presidente del Parlamento venezolano a un casi desconocido Luis Parra, mientras las fuerzas policiales impedían a golpes acceder al hemiciclo a Juan Guaidó y a los demás diputados opositores.

La oposición calificó el acto como “un golpe de Estado parlamentario”.

Horas después Guaidó, de 36 años y reconocido como presidente de Venezuela por casi 60 países, fue reelegido como líder de la cámara en la sede del diario El Nacional, en Caracas.

El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo felicitó a Guaidó: “felicito a Juan Guaidó por su reelección como presidente de la Asamblea Nacional Venezolana y condeno los esfuerzos fallidos del exrégimen de Maduro de negar la voluntad de la democráticamente elegida Asamblea Nacional”.

Tras estos acontecimientos, hasta este lunes 6 de enero ningún país ha mostrado apoyo a Maduro.

Pese a la escena de Guaidó tratando de entrar a la sede legislativa, que dio vueltas por las redes sociales y abrió portadas de medios durante todo el día, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó que no entró a la Asamblea porque no quiso “dar la cara”.

Nada más ser reelegido, y con las innumerables dudas que giran en torno a la elección de Parra, Guaidó convocó para el martes 7 de enero la primera sesión de la Asamblea, de abismal mayoría opositora.