<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Palmeros de Chacao repartirán cruces de palma bendita casa por casa

La tradición de más de 400 años, declarada patrimonio cultural e inmaterial de la humanidad por la Unesco, no se verá interrumpida por la pandemia del coronavirus, pero cambiará drásticamente. Un vivero en el Parque Humboldt del municipio Chacao prestará las palmas que se cortarán y se bendecirán en domingo de ramos

Palmeros de Chacao repartirán cruces de palma bendita casa por casa

Las restricciones sanitarias para contener al coronavirus obligaron a los Palmeros de Chacao a olvidarse de subir a El Ávila para buscar las palmas benditas que tradicionalmente se reparten en las iglesias de Caracas el domingo de ramos.

Richard Delgado, secretario de los Palmeros de Chacao, dio a conocer esta información. La cofradía en que participa fue declarada patrimonio cultural e inmaterial de la humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en diciembre de 2019.

Delgado explicó que el cierre de los parques nacionales es una de las medidas que adoptaron las autoridades sanitarias para evitar la propagación del coronavirus. Por eso, no subirán este año a las faldas del cerro El Ávila en busca de las palmas benditas. Sin embargo, aseguró que realizarán la actividad de cortar la planta en viveros cercanos al Parque Humboldt, en el municipio Chacao.

La tradición se mantendrá en otro formato

Delgado indicó que para mantener la tradición, que data de más de 400 años, solo un grupo de la cofradía irá hasta el parque el próximo viernes.

Detalló que esta vez se va a cortar una especie de palma denominada echirla macrocarpa, para reemplazar el corte de la palma de cera. Esta última se cultiva en lo alto de El Ávila, y es la que tradicionalmente se reparte el domingo de ramos.

“Después del corte, estas palmas  serán distribuidas en la casas de todos los integrantes de la cofradía, quienes en familia, en especial los niños, van a elaborar las cruces», señaló.

Delgado aspira que las cruces se repartan casa por casa dentro del municipio Chacao. Indicó que tanto él como el resto de los Palmeros esperan contar con el apoyo de las autoridades, respetando siempre las limitaciones por el coronavirus.

Los Palmeros esperan poder distribuir unas 5.000 cruces en Chacao, para mantener la tradición a pesar de la pandemia del coronavirus. Las misas se suspendieron y no podrán realizarse durante la Semana Santa, al igual que la entrega de la palma bendita, por precaución.

Una costumbre repleta de historia

El domingo pasado, con una representación de los Palmeros de Chacao, la presencia del alcalde del municipio Gustavo Duque y el presidente del Concejo Municipal, Máximo Sánchez, se llevo a cabo  en la iglesia San José de Chacao, la misa especial para despedir y bendecir a palmeros que cortarán las palmas benditas.

Richard Delgado recordó que la fe en la entrega de las palmas benditas se remonta a 1.776 cuando una epidemia de fiebre amarilla acabó con la mitad de los caraqueños.

“En ese tiempo -también cercano a la Semana Santa-, el párroco de la ciudad, de nombre José Antonio Mohedano, pidió clemencia  a Dios. El sacerdote prometió que antes de cada Semana Santa subirían a la montaña a cortar palmas para recordar la entrada de Jesús a Jerusalén. Se terminó la peste y comenzó esta tradición de los Palmeros de Chacao”, dijo Delgado.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) explicó que los Palmeros de Chacao representan una tradición de más de 100 años. Según la Unesco, los palmeros promueven la inclusión social, la ciudadanía con valores y una mentalidad de paz que incluye la protección a la naturaleza y a la biodiversidad.