Papa critica a quien negocia con necesitados durante la pandemia

El Papa Francisco también animó a todas las personas a servir a Dios y condenó a quienes adoran al dinero, porque al final se convierten en esclavos.

Papa critica a quien negocia con necesitados durante la pandemia

El papa Francisco criticó durante una misa a quienes hacen negocio con los más necesitados en el momento actual. Un momento en el que el mundo intenta gestionar la pandemia del coronavirus, que ya cobra la vida de casi 89 mil personas en todo el mundo.

“Recemos por aquellos que en tiempos de pandemia hacen negocio con los necesitados, se aprovechan de las necesidades de los demás. A los mafiosos, usureros, que el Señor toque su corazón y les convierta”, dijo Francisco durante la misa matutina en su residencia de la Casa Santa Marta.

“Cuando pensamos en la venta de personas, nos viene a la mente el comercio de esclavos de África hacia América, pero es algo del pasado, o el comercio de las niñas yazidíes vendidas al Daesh, pero es algo lejano”, apuntó el pontífice.

El Papa afirmó que “todos los días hay Judas que venden a las hermanas y hermanos”. Francisco señaló que la explotación en en el trabajo y el pago no justo es una forma de explotación.

“Son ellos, los explotadores sociales, impecables en apariencia, pero a escondidas comercializan con la gente. La explotación humana, la venta del prójimo”, añadió Francisco.

También animó a todas las personas a servir a Dios y condenó a quienes adoran al dinero, porque al final se convierten en esclavos.

“Cada uno de nosotros tiene la capacidad de traicionar, vender, seguir su propio interés. Cada uno de nosotros tiene la oportunidad de dejarse atraer por el amor al dinero o los bienes o el bienestar futuro”, concluyó.

El Vaticano tampoco ha quedado aislado de la crisis de la pandemia por coronavirus. En el pequeño Estado de la Ciudad del Vaticano se han confirmado por el momento ocho enfermos con Covid-19. Dos curados, uno ya dado de alta del hospital y en fase de curación, dos ingresados y tres asintomáticos pero aislados.

En el vaticano, las misas se realizan sin feligreses presentes debido a la pandemia.