Papa Francisco apoya los esfuerzos de la ONU para poner fin a guerras en Siria y en Libia

Durante el tradicional mensaje "Urbi et Orbi", Francisco pidió asimismo el cese de "las atrocidades" en Irak, Yemen y en el África subsahariana que, además de "numerosas víctimas, provocan enormes sufrimientos y no respetan ni siquiera el patrimonio histórico y cultural de pueblos enteros".

El papa Francisco aportó este viernes su apoyo a los recientes esfuerzos auspiciados por la ONU para poner fin a las guerras en Siria y en Libia, durante su tradicional mensaje de Navidad.

«Que el acuerdo alcanzado en el seno de las Naciones Unidas logre cuanto antes acallar el fragor de las armas en Siria», dijo el papa Francisco en el Vaticano.

«Es igualmente urgente que el acuerdo sobre Libia encuentre el apoyo de todos», agregó refiriéndose a las distintas partes de esta guerra civil.

El papa Francisco denunció además los «atroces actos terroristas» y la destrucción del «patrimonio histórico y cultural de pueblos enteros».

«Quiero recordar también a cuantos han sido golpeados por los atroces actos terroristas» en «las recientes masacres sucedidas» en Egipto, Beirut, París, Bamako y Túnez, dijo Francisco.

En el tradicional mensaje «Urbi et Orbi», Francisco pidió asimismo el cese de «las atrocidades» en Irak, Yemen y en el África subsahariana que, además de «numerosas víctimas, provocan enormes sufrimientos y no respetan ni siquiera el patrimonio histórico y cultural de pueblos enteros».

Durante el mensaje, el papa hizo un nuevo llamamiento en favor de los que huyen de la miseria y las guerras, pidiendo a Dios que «recompense» a las personas y los países que «socorren y acogen a los numerosos emigrantes y refugiados».

«Que sean recompensados con abundantes bendiciones todos aquellos, personas privadas o Estados, que trabajan con generosidad para socorrer y acoger a los numerosos emigrantes y refugiados ayudándoles (…) a integrarse», dijo.