Papa Francisco despide a comandante de la Guardia Suiza

El papa Francisco despidió al comandante de la Guardia Suiza, encargada de velar por la seguridad del Vaticano, por ser demasiado autoritario y estricto, ha indicado este miércoles la prensa italiana.

Papa Francisco despide a comandante de la Guardia Suiza

El diario oficial de la Santa Sede, L’Osservatore Romano, anunció que el coronel Daniel Rudolf Anrig,  comandante del cuerpo pontificio Guardia Suiza y nombrado en el 2008 por Benedicto XVI, concluirá su servicio el 31 de enero de 2015, dos meses antes de que termine su mandato de cinco años.

Según la agencia especializada en noticias religiosas I.Media, el coronel será remplazado por el actual vicecomandante, Christoph Graf. 

La Guardia Suiza del Papa está compuesta por hombres, todos ciudadanos suizos católicos, la mayoría de habla alemana. Armados sólo de alabardas, están encargados de la vigilancia y el orden en el pequeño territorio del Vaticano, de poco más de 44 hectáreas, garantizando la seguridad del Sumo Pontífice, además de ayudar diariamente a los turistas y peregrinos que visitan sus jardines, museos y la basílica de San Pedro.

Para ingresar en la Guardia Suiza, hay que ser soltero, tener entre 19 y 30 años, medir al menos 1,74 metros, “ser católico romano” y tener “una reputación intachable”, sin olvidar ciertos conocimientos de artes marciales.

Las rígidas reglas de ese histórico cuerpo han sorprendido al papa argentino, quien suele conversar con ellos y llegó incluso a invitar a uno de ellos a quebrar las órdenes pidiéndole que descansara tras descubrir que había pasado la noche entera de pie. “Es el fin de una dictadura”, confesó un guardia tras ser informado de la salida de Anrig.

Barrancas, Barinas ¿barrena?

"En la oscuridad, saber dar con la luz. En la incertidumbre, saber generar certezas", escribe Ramón Guillermo Aveledo enlazando hechos recientes que dejan lecciones a quienes sepan entenderlas

Prospectos de Grandes Ligas: $183 millones para 418 adolescentes (varios venezolanos)

Ricardo Cabrera es el venezolano con mejor cotización, aunque no se ha develado el monto de su firma con los Rojos de Cincinnati. Le sigue Diego Benítez, con un bono de $2,5 millones por parte de los Bravos de Atlanta. Se le compara con Manny Machado por su estatura y poder. Se llevó el 48% del presupuesto del equipo para firmas, la apuesta está enfocada en él. Los prospectos y sus familias están más cerca de alcanzar sus sueños.