<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Parque del Este: 56 años, pero...¿cuántos de abandono?

Se instalaba la democracia en Venezuela y con ella, una corriente forzada e imparable hacia la modernidad. La sólida base en cuanto al diseño y la construcción se le debía principalmente a personajes como Carlos Raúl Villanueva y Carlos Guinand Sandoz. Sin embargo, al reconocido arquitecto y paisajista brasileño, Roberto Burle Marx, junto a sus asociados Fernado Tábora y John Stoddart, se les asignó un terreno significativo - 82 hectáreas - de Caracas para desarrollar uno de sus principales pulmones: El Parque del Este. 

Parque del Este: 56 años, pero...¿cuántos de abandono?

Lamentablemente, a sus 56 años de aniversario, sus valores originales de flora y fauna están olvidados, la sobrecarga de sus visitantes es incontrolable y la relación con su entorno urbano jamás se actualizó. Aquella obra que inauguró Rómulo Betancourt en 1961 y que todos consideran una «joya irrepetible» quedó atrapada en la indiferencia -salvo proyectos puntuales-.

La mayoría de los venezolanos recuerda su primer encuentro con las nutrias y caimanes, el frío de ese raspadito de colita, el pedaleo en el botecito sobre el lago y la experiencia aventurera con las estrellas del Planetario. Ahora, es difícil apreciar la majestuosa vista hacia El Ávila debido a una grama que obstaculiza la caminata por sus años sin desmalezamiento, un perro de agua solitario desde su «cama» de cemento no se entusiasma con la visita del público y los raspaos encontraron un mejor mercado, junto a numerosos vendedores ambulantes, en el terminal de autobuses con dirección a Guarenas y Guatire que ocupa su entrada.

A pesar de que no estamos en época de sequía, es muy poco el verde que se observa en el espacio. El asistente agropecuario de Inparques, Wilmer Nebreda, reveló que de los 10 pozos de agua subterráneos del parque, responsables del sistema de riego y drenaje, solo están funcionando tres desde hace casi dos años.

Parque del Este. 17.11.2017 Fotografia: Dagne Cobo Buschbeck.Parque del Este. 17.11.2017 Fotografia: Dagne Cobo Buschbeck.

«Los recursos de Inparques alcanzan apenas para la administración, no tenemos para el mantenimiento. Dependemos exclusivamente de instituciones externas», expresó.

Parque del Este.17.11.2017Fotografia: Dagne Cobo Buschbeck.

No obstante, las alianzas con las empresas privadas no se han concebido de la mejor manera. El último gran ingreso de dinero fue en 1998 por el Banco Mundial. Para ese momento la gerente para guiar las restauraciones del parque fue María Mercedes Hernández, quien dice que fue la última vez que se recuperaron los patios y restaurantes, así como también se reactivó el sistema de aguas negras, cloacas, drenajes y señalización.

Parque del Este. 17.11.2017 Fotografia: Dagne Cobo Buschbeck.

«Claramente en el presente hay un mal manejo de las áreas verdes y es preocupante porque este es un porcentaje demasiado grande, es la imagen que da el parque. Hay muchos gramales desaparecidos», agregó la arquitecto paisajista.

A empresas como Polar, el difunto presidente Hugo Chávez le prohibió su participación para la recuperación de espacios. Lo más reciente en cuanto al rescate de obras son los jardines ornamentales que PDVSA – La Estancia trabajó en ellos hace unos cuatro años. Estos incluyen el Patio de los Azulejos, el de los Muros Rojos y la Cortina de Agua, cuya fuente no funciona no se sabe si desde su reinauguración.

Parque del Este.17.11.2017Fotografia: Dagne Cobo Buschbeck.

La forzada transformación de sus valores

La esencia del Parque del Este reposa en su riqueza de flora y fauna. Su concepto original era absolutamente paisajístico, pero, las condiciones de la ciudad han obligado que sea un área deportiva y recreativa.

La socia de John Stoddart, Diana Henriquez, manifestó que la sobrecarga causa un deterioro muy difícil de recuperar.«Es importante que Caracas tenga otros lugares que funcionen como parques deportivos, el Parque del Este no tiene por qué asumir ese compromiso».

Asimismo, coincidió Hernández al comentar que a todos los parques se les define una carga y cuando esta se sobrepasa , lo destruye, más aún cuando no se le hace el mantenimiento ni conservación adecuado. «Ellos han sido muy permisivos con la admisión del deporte. Este es un parque que se debe cerrar porque la fauna necesita su descanso». El único día que permanece cerrado son los lunes, pero no en su totalidad, desde las 5:00 am hasta las 9:00 am está abierto para los corredores.

Parque del Este.17.11.2017Fotografia: Dagne Cobo Buschbeck.

Parque del Este. 17.11.2017 Fotografia: Dagne Cobo Buschbeck.La también profesora de la Universidad Simón Bolívar (USB) resaltó que se debería cobrar una entrada que permita recaudar fondos para el parque, la cual fue eliminada en el 2004 por decreto del Ejecutivo Nacional. Solo quienes ingresan en carro deben pagar un monto de 50 bolívares.

Más de 130 especies de plantas adaptadas a sus distintos ambientes ecológicos componen este único paisaje cultural con distinción de Patrimonio Nacional. Pero, son muchas las que vencieron su ciclo y todavía no se han repuesto. Detrás del aviarium solía haber un bosque de heliconias y los chaguaramos que se encuentran al comienzo del parque se quedaron sin corona. Lo mismo ocurre con la colección de árboles, que según Henríquez «se están muriendo porque su ciclo vital no excede los 50 años».

Lo que debería ser

El Parque Bolívar en La Carlota es una idea formulada desde la época democrática, pero prometida públicamente por primera vez por el fallecido «padre de la revolución bolivariana». En el 2013 debía ser su supuesta inauguración, pero lo único que motivó fue a una plataforma que colinda con la autopista Francisco Fajardo y cuesta realmente definir dónde empieza y termina.

El diseñador urbano, Franco Micucci, explicó que si se habilitarán esas 100 hectáreas la presión que se le quitaría al Parque del Este sería sustancial y se podría alcanzar su recuperación definitiva.

«La consolidación de esta base aérea como parque urbano aliviaría la responsabilidad del Parque del Este como espacio fundamental para el sano entrenamiento de los ciudadanos. Aquí ya no estaríamos hablando de pañitos calientes momentáneos, sino la restauración necesaria del parque con su sentido botánico y zoológico», subrayó.

Parque del Este.17.11.2017Fotografia: Dagne Cobo Buschbeck.

El arquitecto Fruto Vivas fue el primero en presentar un proyecto para cambiarle el uso a La Carlota, que, además de unirlo con el Parque del Este, propuso crear una laguna alimentada por las quebradas que bajan del Ávila y pasan por debajo de esta zona.

Sin duda, el entorno del denominado Parque Generalísimo Francisco de Miranda es un problema desde sus cuatro puntos cardinales. En el norte se ve afectado por las obras de Odebrecht para la construcción de la Línea 5 del Metro de Caracas. En el sur, se enfrenta con el lindero hacia La Carlota pero que no lleva a ningún lado.

Su nombre original fue en honor a Rómulo Gallegos, luego en 1983 se cambió a Parque Rómulo Betancourt hasta el 2006 que Chávez decidió nombrarlo por el prócer de la independencia. El mismo título se lo asignaron a la estación de metro, cuyo diseño en color verde y abierto para tener relación directa con el parque no coincide ni invita a pensar en el «Precursor de la Emancipación Americana».

Miccuci señaló que la esquina donde se ubica el vivero hay unas casas viejas del terreno de la hacienda original que deberían ser incorporadas a la Plaza Miranda que es la más cercana. El borde con Santa Cecilia debería tener un mejor tránsito peatonal y las quebradas de La Floresta que limitan con el parque deberían pensarse como un corredor ecológico hacia El Ávila.

Parque del Este.17.11.2017Fotografia: Dagne Cobo Buschbeck.

«La ciudad creció. Los bordes necesitan actualizarse. Se debe comprender que este ya no es un parque suburbano periférico con autopistas alrededor, ya se califica como parque urbano, y en ellos, se supone que por cualquier sector tú puedes disfrutar del entorno. Pero esto no está ocurriendo. El peatón no puede caminar alrededor del Parque del Este, son zonas muertas. El diseño interno es magnífico, se debe estudiar son sus bordes para que funcione como articulador de distintas condiciones urbanas», expresó.

La compañera de trabajo de Stoddart quiso transmitir en este día aniversario, que a pesar de que si hay mucho descuido, nunca es una situación irrecuperable. «Tenemos que tener conciencia que es una joya irrepetible. No hay manera de hacer otro parque así en Caracas. Debemos desde ya sembrar el conocimiento de regresarle sus cualidades excepcionales dignas para ser Patrimonio de la Humanidad», concluyó.

Este sábado 21 de enero, la familia Guinand y John Stoddart (único arquitecto vivo de los tres que diseñaron el parque) estarán en el restaurante Las Corocoras, diagonal al Planetario Humbold y detrás del aviarum, en un conversatorio sobre los orígenes del Parque del Este a las 3:00 PM.

Parque del Este.17.11.2017Fotografia: Dagne Cobo Buschbeck.

 

Maradona, un astro mundial que marcó al fútbol para siempre /PERFIL

Diego Maradona, considerado por algunos como el mejor futbolista de todos los tiempos y uno de los mejores de Argentina, disputó 676 partidos y anotó 345 goles en sus 21 años de carrera, entre la selección albiceleste y los clubes donde militó. Pero en años más recientes muchos conocieron más bien las extravagancias de su borrascosa vida personal y en la política.

El ascenso de Maradona al Olimpo de los dioses

El 22 de junio de 1.986 se jugaba un partido más de los cuartos de final del Mundial de México 86. Esa era la lectura de todos aquellos que no nacieron en el país de Gardel, Perón, Evita y el Che; la lectura de aquellos que pensaban que el deporte nada tiene que ver con la política. Hoy, a propósito del fallecimiento de Diego Maradona, recordamos este momento épico del fútbol