Pascual Lezcano: el eterno sospechoso que llega con Pékerman

Es una figura discutida por las atribuciones que toma una vez que el técnico firma con un equipo o selección. Si bien no ha sido oficializada la contratación del argentino por parte de la Federación Venezolana de Fútbol, su presidente, Jorge Giménez, aseguró que pronto "habrá buenas noticias". ¿Es la hora del "modo Lezcano" en la Vinotinto?

Pascual Lezcano: el eterno sospechoso que llega con Pékerman

Mucho se ha hablado en los últimos días de la contratación de José Pékerman como técnico de la selección de Venezuela. El argentino asumiría el cargo luego del interinato de Leonardo González y la renuncia de José Peseiro por incumplimiento de contrato.

Fue el periodista Francisco Blavia, luego de que otros comunicadores anunciaran esa posibilidad, el que lo dio por hecho, en el programa Fútbol Total de Directv. De acuerdo con el panelista del programa televisivo, Pékerman tomaría las riendas de la Vinotinto en enero de 2022, y, entre otras cosas, se encargaría también de organizar las categorías menores.

En los últimos días, sin embargo, circulan rumores que vinculan a Pékerman con la selección de Uruguay, luego de los malos resultados que sumó la selección de Oscar Washington Tabárez y que le tienen en el séptimo lugar, fuera de la clasificación a Catar 2022. Ya el puesto del veterano técnico estaba en duda, antes de estos dos partidos, por lo que no suena descabellado que otro estratega asuma los últimos cuatro partidos que le restan.

Especulaciones aparte, hay algo que sí está comprobado: José Pékerman no se mueve sin antes ser convencido por su mano derecha, Pascual Lezcano. Fue él, como representante del técnico, quien negoció directamente con la Federación Colombiana de Fútbol (FCF) en 2012 y también fue él, según los medios de comunicación de Colombia, la piedra de tranca para una continuidad de Pékerman.

Lezcano, que no contaba con licencia de agente en ese momento (se desconoce si llegó a tramitarla después), tenía una gran ascendencia sobre la selección neogranadina. El periodista Esteban Jaramillo comentó a la web Visión Noventa lo siguiente: “Lezcano tuvo excesos cuando ya daba órdenes en la Federación, algunas veces subidas de tono. Tomó influencia en algunos jugadores que se volvieron frecuentes en las convocatorias. Además incidía en elección de rivales, fechas de partidos y lugares de las concentraciones. Fungía como empresario y eso a muchos dirigentes no les gustó”.

Visión Noventa comenta en esa misma nota una revelación de una de las voces más polémicas del periodismo del vecino país, la de Carlos Antonio Vélez, uno de los principales comunicadores que hacen vida en el canal Win Sports, que tiene los derechos exclusivos para transmitir el fútbol colombiano.

Vélez dijo en el en el programa ‘Planeta Fútbol’, que Pékerman ocupó la suite presidencial del Hotel Cosmos de Bogotá, la cual fue ocupada solo dos veces y había generado un alto pago para la Federación. De acuerdo con esta denuncia, los gastos oscilaron «entre 400 y 600 millones de pesos anuales (US $ 123.138- US $ 184.700 aproximadamente para el momento) para cubrir su hospedaje. Hubo gastos por 50 millones de pesos  (US $ 15.392.25 aprox.) en cánones de arrendamiento y que, en cuatro años, las cifras habrían ascendido a los 2.400 millones de pesos (US $738.828 aprox.)».

El veterano periodista Iván Mejía, en 2016, cuestionó que Lezcano acompañara a Pékerman cuando éste debía rendir cuentas al comité técnico de la selección Colombiana. En entrevista con el programa Hoy por hoy de Caracol Radio. dijo: «Me sorprende que, con todo su derecho, el Comité ejecutivo de la Federación le haya dicho al señor Pékerman: ‘cumplimos un año, es el último comité, por favor venga y nos explica cómo fue esto, cómo la ve, etcétera’. Y él llegó con Don Pascual Lezcano. ¿Qué tiene que hacer Pascual Lezcano en esa reunión del Comité ejecutivo de la Federación?”.

Y añadió: “Me parece que el señor Pékerman si fuera a negociar su contrato, está bien, pero para una reunión de informe técnico que tenga que ir con su apoderado, el nefasto Pascual Lezcano. Yo eso no lo entiendo”.

Luego de la eliminación de Colombia en el Mundial de 2018, hubo reuniones con Pékerman para que siguiera, pero el portal Goal.com habló sobre las dificultades para el acuerdo: «Desde la exigencia de la Federación para que Pascual Lezcano sea apartado del seno colombiano hasta la renovación por un periodo más que cubra Catar 2022. Y es que la figura de Lezcano se muestra como trascendental para lo que viene, tomando en cuenta los rumores constantes sobre convocatorias dirigidas a futuras ventas de jugadores que necesitaban el requisito de la Selección para arribar a Europa o abrirse mercados, rumores que por supuesto no son bien vistos en el ente dirigencial».

¿Quién es Pascual Lezcano?

Pascual Lezcano es argentino y fue periodista del diario Olé. Le fue conferida la fuente de Argentinos Juniors. Abandonó su profesión y empezó a destacar como representante de técnicos y jugadores. En la actualidad, según el portal Trasnfermarkt, representa a 8 jugadores, todos argentinos (dos con doble nacionalidad, la italiana):

Así se le describe en un reportaje de El País (periódico de Colombia) de 2018:  «A menudo se le ve con los jugadores de la Selección. Y como si fuera un miembro del cuerpo técnico del combinado nacional, comparte el mismo hotel del equipo, usa la indumentaria de la Selección, viaja en el mismo bus, aborda el mismo avión de la delegación vaya adonde vaya y antes de cada partido es normal que esté en el banco colombiano mirando detalles, dándole una ojeada a todo el estadio y entregando recomendaciones u órdenes, como dirían algunos que lo conocen muy bien».

El medio de comunicación cita a una fuente anónima que dijo lo siguiente: “Pascual se mete en todo, hasta en la utilería. En la Selección no se mueve una hoja sin el consentimiento de él y eso ha provocado choques internos”.

En otro reportaje, una fuente le dijo a El país lo siguiente: «(Lezcano) Ni en la plataforma de Fifa va a aparecer como agente de jugadores. Él lo que hace es mimetizarse o coger a otro para que sea el que haga el trabajo de transferencia de un jugador» y acota que «de Lezcano se sabe que gracias a él algunos jugadores fueron convocados y al poco tiempo vendidos».

El matrimonio entre Pékerman y Lezcano se dio cuando al técnico argentino fue a México a dirigir el Deportivo Toluca (2007 y 2008). Luego tomaría las riendas de los Tigres de la UANL, ambos de la Liga MX. Desde entonces han sido inseparables. De hecho en una nota con TNT Sports, el técnico rompió su regular silencio (no es dado a las entrevistas) y afirmó que había dejado su futuro en manos de su representante.

«Necesitaba un tiempo después de siete años, una pausa para reflexionar, tomarme un poco de tiempo. Entonces a Pascual Lezcano (su representante) le dije que no acepte nada. Vamos a dejar por lo menos hasta marzo, el mes que viene… Lo han sondeado de distintos países de Europa, Asia… Ojo con Asia que está creciendo mucho, el Mundial se hace allá en Qatar. La MLS también está creciendo y tuvimos un contacto de allá. Yo quería tomarme un poquito de tiempo, después vino la pandemia…», comenzó el estratega.

Lezcano trabajó con el Pescara de Italia como encargado de supervisar y seguir el mercado en Suramérica. La suspicacia de su intromisión en Colombia se reforzó cuando Juan Fernando Quintero, tras ser convocado, fichó con ese equipo italiano.

Quintero duró un solo año en la Serie A, y fue catalogado como «La nueva promesa» suramericana. Luego de sobresalir en el Mundial Sub-20 de Turquía, fue fichado por el Porto por un valor de 4.5 millones de euros.

De hecho, según el portal Las 2 Orillas, Lezcano está unido a otro representante, el venezolano Norman Capuozzo, y esa amistad generó que en la selección colombiana fueran llamados jugadores que no tenían un presente futbolístico bueno como para ir  A Rusia, como el delantero José Heriberto Izquierdo (Edwin Cardona, Duvan Zapata, Teófilo Gurierrez o Chará estaban por encima) o para ser titulares, como Jefferson Lerma (Abel Aguilar y de Wilmar Barrios estaban en mejor forma).

Capuozzo, por medio de la agencia Go Pro Sport Management, maneja más de 20 jugadores, entre ellos Jorge Carrascal (River), Juan Fernando Quintero (Schenzhen FC), Sebastián Villa (Boca Jrs) y venezolanos Tomás Rincón (Torino), Arquímides Figuera (César Vallejo) y Adalberto Peñaranda (UD Las Palmas).

Otro periodista de larga experiencia en Colombia, Javier Hernández Bonnet, definió  a Lezcano de la siguiente manera: “Es una persona siniestra que desde hace años alteró todo el orden de la Selección”.

Lo que dijo Pékerman

Pékerman no solía referirse a este tema y solo una vez habló directamente de su amigo y representante durante una rueda de prensa cuando era técnico de Colombia: «Pascual está con nosotros porque es una persona de mi entera confianza y credibilidad”. No aclaró, sin embargo, si también era un agente o intermediario de jugadores.

De hecho, Lezcano parecía contar con el respaldo de los pesos pesados del equipo suramericano.  “Pascual es un gran apoyo para nosotros”, dijo en su momento el goleador Falcao (9 goles en 13 partidos eliminatorios para el Mundial de 2014), artífice de la primera clasificación de Colombia con Pékerman al mando. Y cuando Colombia empató con Inglaterra, en el pasado Mundial, en el último minuto, James fue al banco a abrazar al empresario.

Los buenos resultados de Pékerman (dos mundiales, quinto puesto de la Selección, eliminado en penales por Inglaterra en 2018, James goleador, etcétera) dividieron a la opinión pública y muchos fanáticos creen que las críticas a Lezcano se deben a que el entrenador no daba entrevistas ni solía ser amigable con los medios de comunicación y periodistas locales. ¿Ocurrirá lo mismo si la Federación Venezolana de Fútbol lo contrata? Según Jorge Giménez, presidente de la FVF, muy pronto podríamos saberlo: