<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Pedro Torrellas: Encierro por COVID-19 incrementa niveles de ansiedad (+Audio)

Para el psicólogo, hay que educar a la población en cuanto a la capacidad de manejar las emociones y los desencuentros

Pedro Torrellas: Encierro por COVID-19 incrementa niveles de ansiedad (+Audio)

El psicólogo Pedro Torrellas señaló que el ser humano está experimentando lo que implica el encierro en el contexto de la cuarentena por la COVID-19. Esto ha disparado la ansiedad y confrontación interna en los grupos familiares, dando espacio a la irritabilidad y a la poca capacidad para manejar las diferencias.

“El ser humano no está hecho para vivir encerrado”, dijo Torrellas.

Explicó que el ser humano cuenta con un sistema de defensa que le permite sobrevivir y adaptarse a la realidad, algunos mecanismos son conscientes y otros no.

Además de la pandemia, el país

Las circunstancias del país más la pandemia, “rompe con los niveles de confort necesarios para que la vida transite en una zona de equilibrio”, expresó.

Además, indicó que al sumar el encierro con cualquier variación que rompa el bienestar y las maneras de vivir, se desajusta el ser humano y cada quien reacciona a su manera y con un nivel de tolerancia distinto. Esto se traduce en el incremento de los niveles de agresividad y hasta se producen hechos de violencia en muchos hogares.

Para el psicólogo, hay que educar a la población en cuanto a la capacidad de manejar las emociones y los desencuentros. La sociedad venezolana en los últimos 20 años ha mostrado las distorsiones en cuanto a las formas adecuadas de manejar las diferencias, y allí tiene lugar la violencia.

“Hemos tenido modelajes políticos y sociales en el que el más fuerte es el que gana, el que más grita es quien tiene mayor poder y esta distorsión de valores ha ido calando en nuestra cultura”, expresó.

Señaló que así como hay irrespeto en normas básicas como la señal de un semáforo, esa alteración se va posicionando en distintas capas y sectores de la interacción humana. Esto implica un retroceso importante para Venezuela. Lo importante es poder retomar los valores y principios.