Persona con discapacidad durmió cuatro noches en su carro por el apagón

Cuatro noches, esa fue la cantidad de tiempo que Guillerno Sfiligoy tuvo que dormir en su vehículo, luego que 18 estados de Venezuela quedaran sin servicio eléctrico por cinco días. La razón es que, Guillermo a diferencia de otros venezolanos, no puede caminar. Desde hace 11 años que está postrado en una silla de ruedas. Salió expelido del vehículo en el que viajaba por la autopista Falcón-Puerto Cabello, en el centro occidente del país. No estaba solo, iba con unos amigos con los que practicaba kitesurf. Sin embargo, él fue el único en sufrir heridas de tal magnitud.

Persona con discapacidad durmió cuatro noches en su carro por el apagón

“Veníamos de entrenar en la playa y era de noche. Estaba muy oscuro y todos hablábamos. No nos dimos cuenta que había una montaña de asfalto en el camino y solo sentí cuando nos montamos en ella. Después salí disparado del vehículo. Recuerdo el sonido del metal al crujir y después quedé inconsciente”. Sfiligoy sufrió una lesión severa en la médula espinal.

EE-SFILIGOY-PARALITICO7-AD

 

En 11 años son muchas las pruebas a las que Guillermo ha tenido que enfrentarse. Su recuperación, sin duda, fue una de ellas y la catalogó como “dura”. En ese momento sólo le quedaba aceptar que su vida había dado un vuelco. Sin embargo en el transcurso transformó esa “debilidad” en una fortaleza. Pero el apagón llegó.

No se encontraba en su casa, ubicada en El Trigal Norte, una urbanización en la ciudad de Valencia, capital del estado Carabobo. Como muchos pensó que volvería. Usualmente estos apagones duran entre 45 minutos y tres horas, pero a medida que el tiempo transcurría se hacía más tangible que algo fuera de lo usual había ocurrido.

EE-SFILIGOY-PARALITICO11-AD

 

Por tal motivo no le quedó de otra que pensar en dormir en su camioneta Terios color blanco. “Vivo en un piso ocho. La idea de subir hasta mi apartamento era impensable. Mi novia no iba a poder cargarme, así que decidí dormir en el carro. Tampoco pretendía que entre varios me subieran”.

Fortaleza ante lo malo

Quizás por su condición de paralítico, para muchos era algo terrible que por cuatro noches un vehículo de cuatro puertas se transformase en su hogar. Pero, para Sfiligoy, de 48 años de edad, lo único negativo de todo era que por culpa del gobierno tuviese que tomar esa decisión.

“Hay personas que les ha tocado peor.Agradezco tener un lugar en donde dormir. Otros deben hacerlo bajo un puente. Así que trato de mentalizarme”. Esa es su filosofía. Además, agrega que en la vida siempre se presentan soluciones y que uno debe saber tomarlas, aunque no sean las más cómodas.

EE-SFILIGOY-PARALITICO9-AD

 

Durante esos días de oscuridad se acostaba a las 10:00 p.m. y como un reloj programado despertaba a las 7:00 a.m. desayunaba, almorzaba y cenaba con lo que le preparaba su novia, con la que está desde hace más de un año. Además trataba de comunicarse con su madre, una argentina de la tercera edad que vive cerca de su urbanización y que hace poco había sufrido una caída.

Por fortuna no perdió alimentos debido a la falta de frio en congeladores y neveras, aunque no fue la realidad de muchos vecinos. Sin embargo el ministro de la defensa Vladimir Padrino López aseguró durante el tercer día que “no había nada importante que reportar al país”, pero los hospitales del país continuaban sin luz y las muertes ascendían con rapidez por la inoperatividad.

EE-SFILIGOY-PARALITICO10-AD

 

Sin embargo, Guillermo se sintió afortunado porque su refugio durante esos días fue permanecer en un club, del cual es socio. Ahí encontró tranquilidad y se abasteció de agua, aunque afuera la realidad seguía siendo complicada. Cada noche debía volver con su vehículo modificado hasta su estacionamiento, el cual es a cielo abierto.

Cree en el legado del 23E

Con respecto a la situación política actual, a Guillermo le gustaría pensar que el apagón representó un quiebre en la sociedad, pero, a su juicio, hay que pensar en qué fue lo que dejó todo ese drama que no ha cesado. “Cada suceso trágico que sacude al país genera una conciencia colectiva en todos los niveles”, aseguró. Sfiligoy, quien es arquitecto graduado de la Universidad Simón Bolívar y ejerció hasta hace cinco años.

EE-SFILIGOY-PARALITICO5-AD

 

La vida le ha enseñado a resurgir, por eso piensa que luego de lo ocurrido el 23 de enero no hay vuelta atrás. Sin embargo, para los que piensan que el apagón sirvió como un arma contra el presidente interino, Juan Guaidó, Sfiligoy les dice que es necesario tener paciencia. “Esa paciencia viene de los logros externos e internos. Hay cambios visibles tras el 23 de enero sólo hay que confiar en este nuevo líder”.

Aunque no le gusta la comparación. Se podría decir que Venezuela es como Guillermo. Ha sufrido un accidente terrible y se encuentra en un proceso de transición que es difícil y complejo el cual requiere mucho esfuerzo. No para ser lo que fue en el pasado, si no para ser alguien mejor.

EE-SFILIGOY-PARALITICO9-12

Hombre de records

Actualmente Guillermo ha conseguido varios records gracias a su perseverancia. Luego de crear un emprendimiento llamado Gsmetas, en redes sociales @gsmetas, se convirtió en el primer hombre en cruzar el canal de Panamá en kayak. Asimismo subió el morro de San Juan y fue el primer discapacitado en bucear a 45 metros de profundidad en mar abierto y eso sólo lo anima más.

 

A diferencia de muchos otros él quiere continuar en Venezuela. “Podría irme cuando quisiera, pero aquí tengo todo lo que necesito”. Es padre de dos menores de edad y asegura sentirse orgulloso de ellos. Es enfático en que la próxima vez que duerma en su carro le gustaría que fuese por voluntad propia y no por obligación. Sin embargo recuerda lo bonito de cerrar los ojos y tener como última imagen el cielo estrellado de Venezuela.