<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Perú cae en los extremos de izquierda y derecha para segunda vuelta

El resultado de las elecciones presidenciales en Perú muestra un país fragmentado en el que cualquiera de las cuatro tendencias pueden triunfar el 6 de junio en la segunda vuelta. Entre Pedro Castillo con 16.29 %; Hernando de Soto (13.49%), Keiko Fujimori (12.89 %) y Rafael López Aliaga (12.889 %) está el próximo presidente de Perú, según los primeros datos oficiales del la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).

Perú cae en los extremos de izquierda y derecha para segunda vuelta

La izquierda extrema y una derecha autoritaria o ultraliberal medirán fuerzas con gran probabilidad en la segunda vuelta de las elecciones peruanas, después de que los resultados oficiales con más de la mitad de las actas escrutadas dan a Pedro Castillo, Hernando de Soto y Keiko Fujimori como los tres candidatos con opciones para llegar al balotaje.

De Soto y Fujimori se pelean el segundo lugar para disputar con Castillo el balotaje del próximo 6 de junio.

Los últimos reportes de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) en la mañana de este lunes, cuando habían sido contabilizadas 50.314 por ciento de las actas, confirman las estrechas diferencias entre los cuatro primeros candidatos en un país políticamente muy fragmentado:

Pedro Castillo: 16.29 %
Hernando de Soto: 13.495%
Keiko Fujimori: 12.894 %
Rafael López Aliaga: 12.889 %
Yonhy Lescano: 8.90 %
Verónika Mendoza: 7.886 %
César Acuña: 5.937 %
George Forsyth: 5.941 %
Daniel Urresti: 5.778 %

En línea con los sondeos

Los resultados oficiales fueron más o menos coincidentes con los primeros resultados de la encuestadora Ipsos a boca de urna, publicados en América TV en la medianoche. Esos reportes daban a Pedro Castillo 16,1%; Hernando de Soto 11,9%; Keiko Fujimori 11,9%; Yonhy Lescano 11%; Rafael López Aliaga 10,5%; Verónika Mendoza 8,8%, reportó Radio Programas del Perú (RPP).

Castillo, un maestro y líder de una facción radical del sindicato de profesores, es el candidato que, siempre según la encuesta y a falta del recuento de los votos, tiene más fácil acceder al balotaje, después de haber recibido el 16,1% de los votos.

El profesor radical de izquierda Pedro Castillo y el economista de derecha Hernando de Soto puntean como casi seguros rivales para una definitiva segunda vuelta que será muy reñida.

En tercer lugar aparecen empatados el empresario ultraconservador Rafael López Aliaga y Keiko Fujimori (derecha populista).

«Hoy el pueblo peruano se acaba de quitar la venda de los ojos», dijo Castillo, un profesor y sindicalista de 51 años, en su natal Cajamarca (norte).

«Es evidente que el margen es estrecho», declaró en Lima De Soto, de 79 años, el candidato con mayor fuste internacional de los 18 que estaban en la competencia.

«Nunca en la historia los porcentajes [conseguidos por los dos candidatos más votados] han sido tan bajos», por lo que quienes pasen al balotaje «deben conquistar por lo menos el 70% restante», dijo el analista Fernando Tuesta al Canal N, citado por la agencia AFP.

El escrutinio oficial continuará hasta procesar el 100% de los votos y la última palabra sobre quienes van al balotaje la dará el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), lo que puede tardar casi un mes.

«Estaría resuelto todo, quiénes van a la segunda vuelta, la primera semana de mayo», dijo este domingo el presidente del JNE, Jorge Luis Salas, citado por la agencia estatal Andina.

El candidato sorpresa

Ese resultado coincide con las estimaciones de las encuestas que durante las últimas semanas habían detectado un ascenso meteórico y sorpresivo de este candidato, cuyas propuestas son de una izquierda dura en el campo económico, conservadoras en lo social y que exige un cambio radical en la Constitución entre otras cosas para que los jueces del Tribunal Constitucional sean elegidos «por el pueblo».

Un peldaño más atrás, y en una aparente pugna voto por voto para saber quien llegará al balotaje se encuentran De Soto y Fujimori con un 11,9% de los sufragios.

Ambos son candidatos de derecha radical. De Soto, un economista de 79 años, propugna por una intervención casi nula del Estado en la economía y durante la campaña indicó incluso que dejaría que la campaña de vacunación contra la covid-19 fuera dirigida tan solo por el sector privado.

Si finalmente pasa al balotaje, esta sería la tercera elección consecutiva en la que Keiko Fujimori, hija del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000), dispute la presidencia.

La candidata postuló en esta ocasión con una propuesta de derechas autoritarias, reivindicando la presidencia de su padre, preso por violaciones a los derechos humanos y a quien ya dijo que piensa indultar si llega al Palacio de Gobierno, y apostando por aplicar «mano dura» para resolver los problemas de los peruanos.

Sobre Fujimori pesa una acusación por el delito de lavado de activos vinculada a la supuesta financiación ilegal de las campañas de su partido en 2011 y 2016 a cargo de la empresa brasileña Odebrecht, entre otras.

Reacciones

Desde su región natal andina de Cajamarca, Castillo reaccionó a esta encuesta con un llamado a la «calma y la tranquilidad del pueblo» y pidió controlar la «efervescencia» para ser respetuosos con los «datos oficiales» aún por conocer.

Castillo, maestro escolar, añadió que el resultado es «expresión del pueblo» que demuestra que los peruanos «se sienten identificados con una persona que nace del mismo pueblo».

«Si los resultados se confirman, quiero agradecer enormemente a todos y cada uno de los maestros del Perú», concluyó el candidato.

Fujimori se expresó también con alegría, confiada en pasar a la segunda ronda electoral, y pidiendo tranquilidad a sus seguidores.

Congreso dividido

En tanto, la votación al Congreso dejaría, tal y como estaba previsto, un Parlamento con hasta 11 grupos políticos distintos, con una votación de entre el 10,7% y el 5,4% de votos, liderados por Acción Popular, el partido de Yonhy Lescano el candidato que hasta hace pocos días era el gran favorito por llegar a la segunda ronda pero que parece haberse quedado en el camino.

Perú Libre, de Castillo, obtendría un resultado similar, seguido por el fujimorismo y la derecha radical de Renovación Popular.

En cualquier caso, la encuesta a pie de urna confirma que Perú tendrá un poder legislativo muy disperso, polarizado y que tendrá dificultades para coordinar muchas bancadas, ninguna de las cuales tendrá un gran peso en una cámara compuesta por 130 diputados.

El resultado en las encuestas también apunta a que el expresidente Martín Vizcarra (2018-2020) podría obtener una plaza en el Congreso por el partido Somos Perú.

Día complejo

La jornada electoral se dio bajo unas complicadas situación, con la pandemia de covid batiendo récords de muerte y contagios y el país sumergido en una profunda crisis económica.

A esta situación se añadió un retraso en la apertura de un gran número de mesas de votación debido a la incomparecencia de los miembros de mesa designados.

Si bien casi todas las mesas pudieron finalmente recibir votos, lo hicieron casi cinco horas después de lo establecido y eso generó largas filas y aglomeraciones, además de exponer a los adultos mayores, discapacitados y mujeres embarazas que, precisamente por protocolos de seguridad anticovid, habían sido convocados a votar a primera hora.

Más de 25 millones de peruanos fueron llamados a votar en estos comicios. En Perú son obligatorios para todos los ciudadanos de entre 18 y los 70 años de edad.